ESPANYOL

El gol no tiene dueño en el Espanyol de Rubi

El plan es no depender de un realizador, como sucedía con Gerard: más llegada de segunda línea, juego interior, presión alta... Ya van siete goleadores.

0
El gol no tiene dueño en el Espanyol de Rubi
RCD Espanyol

Que el Espanyol solo lleve tres partidos da lugar a pocas conclusiones. Pero una sí se puede establecer: el gol no es cosa de un solo futbolista, como sucedía la temporada pasada con Gerard Moreno, sino que se ha pluralizado. Y responde a un trabajo realizado con ese fin por Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ y sus ayudantes.

“Dejarlo todo en los pies de un solo jugador es un error”, manifiesta en Espanyol TV el entrenador, quien admite: “Estoy intentando inculcar que cualquiera pueda hacer un gol”. Así se explica cómo, después de haberse medido con Olot (1-2), Richmond Kickers (2-4) y Cincinnati (2-3), cuente ya el Espanyol con siete anotadores distintos por nueve goles marcados. Solo han repetido Javi Puado y Sergi Darder. El doblete del mallorquín, uno por partido en la gira por Estados Unidos, es la demostración de lo que Rubi pretende: acumular peligro con llegadas de centrocampistas. Desde atrás, por dentro, o por fuera con las constantes subidas de los laterales. Y con presión lo más alta posible, en función del rival.

Así es como Víctor Sánchez abrió la lata para los pericos en el Nippert Stadium. “Tenía ganas de marcar y de ayudar al equipo en eso, hacía tiempo que no lo lograba”. Si se remonta a partidos oficiales, desde la primera jornada de LaLiga 2016-17, en aquel alocado 6-4 de Sevilla. Y no es casualidad.

Borja Iglesias, con su estreno como goleador perico, Óscar Melendo, Leo Baptistao y Sergio García completan la nómina de realizadores. Una pluralidad que tratará de minimizar la ‘Gerard-dependencia’ del curso pasado, en que el canterano hizo 19 goles.

Los siete goleadores

Darder (2): Es el ejemplo de mediocampista que se incorpora al ataque. Ya lleva dos goles.

Puado (2): Como segundo punta se mueve y despista a las zagas. Anotó dos tantos en Richmond.

Borja Iglesias: Una garantía. No dejó de intentarlo ante los Kickers hasta que marcó. De vaselina.

Melendo: Llegando desde atrás abrió el marcador de la pretemporada. Otra muestra del plan.

Baptistao: Anotó en Olot aprovechando un rechace. Está cazando de todo dentro del área.

Víctor Sánchez: Otro paso adelante el del capitán, que fruto de su presión se reencontró con el gol.

Sergio García: Su calidad no es ningún hallazgo. Hizo un gol de oportunista y regaló otro. En solo 45 minutos.