LEGANÉS

Gabriel vuelve a entrenarse, pero no jugará contra el Alavés

Gabriel vuelve a entrenarse, pero no jugará contra el Alavés

JUAN AGUADO

DIARIO AS

El brasileño ha solicitado su retorno al trabajo porque cree que no puede estar tanto tiempo sin ejercitarse. Cuéllar, que no se entrena, tensa la cuerda de su salida, pero el club no cede.

Gabriel Pires, mediocampista brasileño del Leganés, ha vuelto a entrenarse este miércoles por la mañana en la sesión a puerta cerrada que se ha realizado en la Instalación Deportiva Butarque. Ha sido un retorno voluntario. Pese a ello, Gabriel no viajará esta tarde a Los Ángeles de San Rafael para jugar el segundo amistoso de pretemporada frente al Alavés. Tampoco estuvo convocado en el primero del sábado pasado ante el Alcorcón.

El jugador ha pedido regresar al trabajo después de que, desde el viernes pasado, el club le apartara por su actitud en plena negociación con el Benfica. Gabriel dijo entonces sentirse indispuesto para entrenar. A Pellegrino no le gustó el detalle y lo castigó. Los días siguientes Gabriel continuó sin querer ejercitarse. Ahora este cambio lo ha adoptado con el fin de rebajar tensiones con el Leganés y en su propio beneficio. El entrenador ha dado luz verde a su presencia en el verde.

Este cambio, afirman fuentes cercanas a la operación, no tendría porqué facilitar su salida al Benfica. Sí, es un primer paso. Relevante o no, lo decidirá el tiempo. Eso, el tiempo, ha sido precisamente lo que ha impulsado al futbolista a dar el paso. Aunque desde el Benfica son optimistas, la negociación podría seguir estirándose en el tiempo. Frente a este panorama, el brasileño cree que no puede (y sobre todo, no debe) estar tanto tiempo sin pisar el césped.

Cuéllar, de nuevo ausente

El que de nuevo no se ha ejercitado esta mañana ha sido Iván, el ‘Pichu’, Cuéllar. El portero ha pedido al club que le deje salir para fichar por el Valladolid. También pidió no jugar el amistoso de hoy. Lo hizo este lunes y Pellegrino aceptó como parte de su comportamiento profesional durante todos estos días. Ayer martes fue su primer día sin entrenar.

Pese a ello, su salida para marcharse a Pucela o a cualquier otro club, no será un camino de rosas. El Leganés está mostrando una gran resistencia a abrirle la puerta. En las primeras conversaciones con la dirección deportiva Cuéllar solicitó renovar por dos años. El club fue reacio.

Ante la reacción del Lega, el arquero pidió que hubiera facilidades para salir. Lo hizo apelando a su sacrificio para fichar por los madrileños. Cuellar perdonó dinero (le restaban dos años de contrato con el Sporting de Gijon) y rebajarse el sueldo para incorporarse con los pepineros el verano de 2017. Pese a ello, la respuesta del Leganés volvió a ser negativa.

Los blanquiazules quieren que el jugador deje dinero en sus arcas. No le darán la carta de libertad y pedirán un precio por él como solicitan por cualquier otro futbolista. Una posición de negociación dura que podría estar vinculada con el conflicto que ha mantenido con su representante (el exjugador del Leganés, José Jesús Mesas) a propósito de la renovación fallida de Guerrero, también representado por Mesas. Las relaciones entre agente y club están, desde entonces, muy deterioradas.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar