Temas del día

LEGANÉS

El Leganés de Pellegrino juega su primer ‘partido’ de preparación

El Leganés, durante una sesión de entrenamiento en Butarque.

El club anunció para hoy un duelo de pretemporada que finalmente ha quedado reducido a un simulacro en un entreno. Marcó Carrillo y Ojeda dio el susto del día tras un golpe.

El nuevo Leganés de Mauricio Pellegrino ha disputado hoy su primer partido. Partido de entrenamiento. Sin árbitros y de una hora de duración. Pero partido, al fin y al cabo. El club había anunciado que hoy se disputaría el primer amistoso de la temporada, pero finalmente todo ha quedado reducido a una ‘simulación’, un choque de once contra once lo más parecido posible a un duelo de verano. Lo ha ganado el equipo de los ‘sin peto’ frente a los ‘con peto’. Guido Carrillo, de penalti por una mano cometida por Bustinza ha sido el autor del único tanto del choque. Lanzó fuerte y al centro. Serantes no pudo evitarlo. Victoria final por 1-0.

El simulacro ha dejado varios detalles. En un equipo (con peto) ha formado una defensa y mediocentro que bien podría ser la del primer partido de Liga; el ataque era más experimental. Esta escuadra ha formado con Serantes; Juanfran, Ezequiel, Siovas, Raúl García; Rubén Pérez, Vesga; Avilés (canterano), Facundo, Raúl Sánchez (canterano) y Koné.

El otro equipo estaba más equilibrado en todas las líneas, salvo en algunas donde aún existen carencias por falta de efectivos, como el lateral derecho, donde Pellegrino usó de forma improvisada a Tarín, más central que lateral. Así, este conjunto formó con Cuéllar; Tarín, Bustinza, Mauro dos Santos, Rico; Gabriel, Gumbau; El Zhar, Eraso, Ojeda, y Carrillo.

El resto de efectivos presentes (entre ellos, Mejías, uno de los fichajes blanquiazules) esperó su turno para jugar durante el partido. 

Susto de Ojeda y varios paradones

Pellegrino dispuso tres partes de 20 minutos con descansos para refrescar a sus futbolistas. No hubo parón para dar instrucción alguna. El propio Pellegrino las daba a modo de árbitro-entrenador durante el choque. En un costado, Campagnucci le ayudaba a instruir a los que le quedaban más lejos.

El duelo dejó pocos destellos y un susto. Ojeda sufrió un golpe y se tuvo que retirar para evitar riesgos mayores. Falsa alarma. Sólo fue el susto. Un paradón de Serantes a remate de Bustinza y un par de buenas intervenciones de Cuéllar tras jugadas de estrategia fue lo más reseñable de una mañana calurosa pese al ‘madrugón’.

El partido arrancó a las 9:00. La sesión concluyó a las 10:30. Unos 20 aficionados vieron desde las gradas de la Instalación Deportiva Butarque este ‘estreno’ de la era Pellegrino.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar