Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

LEGANÉS

Rubén Pérez, prioridad para el club, que apunta a Carrillo

Rubén Pérez, prioridad para el club, que apunta a Carrillo

El entrenador argentino ha convertido al mediocentro andaluz en una de sus pocas exigencias a la dirección deportiva pepinera.

El Leganés lleva semanas (casi meses) negociando el fichaje de Rubén Pérez. El mediocentro astigitano ha jugado las dos últimas temporadas en Butarque a préstamo por un Granada con el que le queda un año de contrato. Los contactos para la incorporación definitiva se iniciaron cuando Mauricio Pellegrino aún no era entrenador pepinero, pero que la operación estuviera en marcha fue factor clave para que el técnico diera el sí quiero. El argentino está enamorado futbolísticamente del mediocampista. Lo quiere sí o sí. No hay otra opción. Tanto es así, que se ha convertido en la primera y fundamental exigencia al club desde que se hizo oficialmente sucesor de Asier Garitano.

Y eso que Pellegrino no es entrenador de grandes peticiones. No es, como otros técnicos, un hombre que avasalle a la dirección deportiva con nombres. Le gusta sugerir. Proponer. Pero siempre en equilibrio con el club y los responsables de la entidad. Con Rubén Pérez, sin embargo, ha hecho una excepción.

Considera el técnico que el andaluz debe ser pieza clave en una plantilla que, en verdad, ya ha girado en torno al mediocentro en las dos últimas temporadas. Con Garitano siempre fue fundamental. Especialmente la pasada temporada, cuando Rubén se convirtió en uno de los mejores (si no el mejor) jugador del Leganés.

Rubén Pérez y el Granada

La petición de Pellegrino ha hecho que en Butarque se haya pisado el acelerador en una negociación que es compleja por las múltiples aristas que presenta. El Granada es el propietario del futbolista, pero los primeros 1,5 millones que perciba se irán directamente al Atlético de Madrid. Así se firmó en el traspaso del jugador en 2015 procedente de los colchoneros. Esta cláusula lo complica todo. Sea para su salida al Leganés o a cualquier otro equipo.

A ello hay que unir que el futbolista tiene un sueldo elevado que el Granada no está dispuesto a abonar en Segunda y que Rubén Pérez no quiere jugar en la categoría de plata, aunque su respeto hacia el Granada en todo este proceso está siendo máximo.

La intención del futbolista es que los nazarís salgan beneficiados también de su salida, sea a Leganés o a otro conjunto. En sus gustos, él siempre ha dejado claro que los pepineros son una opción más que atractiva. “Aquí me he sentido muy bien, pero no depende de mí. Depende de otros”, ha repetido constantemente el mediocentro andaluz.

El Lega busca la cesión de Carrillo

El Leganés busca un nueve. Un nueve de garantías. Uno que le asegure una buena cantidad de goles. La lista es larga. Y en Butarque afirman que ambiciosa. En lo más alto de ese elenco, entre sus prioridades más destacadas, está Guido Carrillo, ariete argentino de 27 años que ahora milita en el Southampton y que ya estuvo bajo las órdenes de Mauricio Pellegrino en las filas del propio equipo inglés. Se quiere una cesión. La operación no será sencilla, pero en Butarque creen que se puede cerrar en no mucho tiempo.

En enero los ingleses lo contrataron por 22 millones de euros. El fichaje más caro de su historia. Una elevada inversión que ha puesto cuesta arriba las negociaciones. Al sur de la capital están intentando la cesión. Los contactos están avanzados. Es petición del mismo Pellegrino.

Viejo conocido de Pellegrino

Ya lo tuvo bajo sus órdenes. Juntos en la Premier sólo duraron unos tres meses. El técnico fue cesado en marzo. Pero antes ya habían coincidido en Estudiantes de la Plata. Tres temporadas, hasta que Carrillo se fue en 2015.

En ese año Carrillo dio el salto a Europa, al Mónaco, donde sumó buenos números pese a su rol relativamente secundario. En su primera campaña hizo cinco goles en 40 partidos. En las dos siguientes repitió ocho por curso. En la 2016-2017, después de jugar 31 partidos, cinco de ellos en Champions League.

Sin gira por China

En la 2017-2018 en realidad sólo necesitó de media temporada para conseguir el mismo resultado goleador con el conjunto del Principado. Apenas 24 encuentros, por ser precisos. Buenos guarismos que le llevaron a dar el salto a Inglaterra en el pasado mercado invernal. A la Premier. Al Southampton de su exentrenador Pellegrino. Y por 22 millones de euros. Una inversión potente. Muy potente. La mayor que haya hecho jamás el Southampton tras la de Mario Lemina (17 millones de euros) procedente de la Juventus.

Allí, sin embargo, su ritmo goleador bajó. Sólo participó en 10 encuentros y en ninguno vio puerta. Es por eso que ahora el Southampton lo quiere colocar. Por el momento, el club inglés ya ha anunciado que no va a viajar a la gira en China que tiene previsto hacer el conjunto inglés.

0 Comentarios

Normas Mostrar