LEGANÉS

Maksimovic, objeto de deseo demasiado caro para el Leganés

Maksimovic, objeto de deseo demasiado caro para el Leganés

Archivo

Los pepineros lo tienen entre sus prioridades desde el pasado mercado invernal, pero los 6-7 millones que reclama el Valencia lo alejan de Butarque.

El Leganés sondea el mercado de fichajes con austeridad. Es obsesión por Butarque hacer siempre balance justo entre precio de los refuerzos y el verdadero valor que le otorga su rendimiento. Los dispendios no se llevan al sur de la capital. Eso hace que Nemanja Maksimovic, mediocentro serbio del Valencia, sea, a día de hoy, un objeto de deseo casi inalcanzable para los pepineros. No al precio actual. Los che reclaman entre 6 y 7 millones de euros por su fichaje. Eso lo descarta casi de plano para terminar en Butarque.

Y eso que al Leganés le gusta mucho. En el último mercado invernal su exentrenador, Asier Garitano, lo reclamó como máxima prioridad. Era él y solo él a quien quería tener en su plantel para reforzar el mediocampo y cubrir la salida de Erik Morán al AEK de Atenas. La figura de Maksimovic se acercaba a la de una obsesión. Obsesión insatisfecha.

Los movimientos que hizo el club en enero (reincorporación de Serantes, fichaje de Yahya) hicieron casi imposible su incorporación como cedido por culpa de la ausencia de fichas. Ocupadas ya las 25 plazas del elenco blanquiazul que permite LaLiga, el Leganés lo intentó por la vía de darle plaza de sub-23 como supuesto jugador del filial, pero Maksimovic no aceptó poco atraído por esta idea y convencido de que Marcelino le podría dar más protagonismo en el tramo final de curso.

Finalmente el Leganés estuvo cerca de atar a Marc Roca en el último día del mercado, pero le faltaron unas cuantas horas para llegar a tiempo. Garitano se quedó sin su mediocentro deseado y sin el recambio que encontró el club a Maksimovic.

Nuevo interés

Ahora en verano, y pese a que Garitano no está, el Leganés lo ha vuelto a intentar. Maksimovic sigue interesando, pero se han encontrado con que el Valencia reclama los antes mencionados 6-7 millones de euros por su incorporación. Eso lo descarta de plano. Los pepineros estarían dispuestos a fichar al jugador, pero ni mucho menos por esa cuantía. La opción del préstamo también está complicada.

Así pues, en Butarque seguirán al acecho. Esperando. El futbolista tiene otras vías abiertas (en España, Alavés y Getafe también lo han sondeado) de cuya evolución dependerá que el Leganés reactive el asunto o lo aparque definitivamente. Será la ley de la oferta y la demanda la que decida si, en caso de bajar el precio, se vuelve a la carga. De lo contrario, se pasará página.

0 Comentarios

Normas Mostrar