ED MORATALAZ

Historia de un fichaje sorpresa: así acabó Valdés en el Moratalaz

Historia de un fichaje sorpresa: así acabó Valdés en el Moratalaz.

ED MORATALAZ

Europa Press

El exportero del Barcelona o la Selección iba a incorporarse al Rayo Majadahonda de la mano de Movilla, pero con el cese de este el guion cambió.

No faltó de primeras quien pensó, sobre todo por lo de moda que se han puesto el ingenio y el humor entre los clubes modestos en redes sociales, que era una broma, pero no: el pasado 22 de junio Víctor Valdés fue anunciado como nuevo entrenador del Juvenil A de la ED Moratalaz, club con convenio con el Real Madrid, un rumbo inesperado y repentino en la nueva carrera del exfutbolista.

Así se gestó el fichaje de Valdés por la ED Moratalaz

En un inicio, el destino elegido por Valdés para estrenarse en un banquillo era el Rayo Majadahonda. Sin embargo, todo cambió cuando el que iba a ser el artífice de su fichaje, José María Movilla, fue cesado como director deportivo del club majariego. Truncada esta vía, Movilla telefoneó al coordinador de alto rendimiento de la ED Moratalaz, Jesús Gutiérrez, con quien le une una estrecha amistad gracias al fútbol. El exjugador de Atlético, Zaragoza o Rayo Vallecano le explicó a Gutiérrez la situación, contándole que Valdés, después de terminar el curso de entrenador (conseguido el Nivel II, tiene la intención de dar un paso más para poder dirigir en la élite), le había pedido a gente de su confianza que le buscase un equipo en el que empezar su andadura como técnico. Había dos requisitos para este inicio: que fuese en Madrid, una ciudad que le encanta al exportero y en la que se siente muy a gusto, y que fuera en categoría juvenil.

Ante su precipitada salida del Rayo Majadahonda y el desconocimiento de Valdés del fútbol madrileño, Movilla decidió hablarle de los métodos de trabajo y la organización de la ED Moratalaz. Tras ello, los acontecimientos se precipitaron: Gutiérrez y Valdés hablaron por teléfono, se dieron cuenta de que veían el fútbol con los mismos ojos, quedaron en reunirse al día siguiente y acabaron llegando a un acuerdo dos días después. No sólo es que el de Hospitalet no pusiera condiciones, sino que entendió que las asignaciones de entrenadores estaban prácticamente cerradas y aceptó con gusto que su cuerpo técnico lo formasen gente de la casa y conocedora de la categoría. "No tenía ningún tipo de exigencia", resaltan a As desde la ED Moratalaz.

A menos de dos meses para el debut, que tendrá lugar en la Madrid Youth Cup (del 18 al 22 de agosto), aún falta por concretar cuándo empezarán los entrenamientos del Juvenil A de Valdés, cuya intención es que la pretemporada comience al menos una semana antes del torneo, algo que está condicionado por los planes vacacionales de las familias de los que serán sus jugadores. En el club madrileño, que ve en esta asociación un beneficio mutuo muy interesante, destacan la ilusión y las ganas de un Valdés que "no va a tener un tratamiento especial; será un entrenador normal en todos los sentidos". Falta muy poco para comprobarlo, siempre con el propósito de ascender a Nacional, un objetivo rozado en los últimos años.