BARCELONA

La era Abidal empieza con dudas y urgencias en Can Barça

La era Abidal empieza con dudas y urgencias en Can Barça

FERNANDO ZUERAS

DIARIO AS

Ya está trabajando en la Ciutat Esportiva. Su presentación se retrasó a mañana para que se preparase los deberes. Tiene y muchos. Será observado con lupa por su inexperiencia.

La era Abidal empezó este lunes en el Barça llena de dudas. El francés acudió a la Ciutat Esportiva, pero su presentación se ha retrasado al martes para prepararse los deberes: tendrá muchas preguntas que contestar. Su nombramiento resultó todo un sobresalto en el club azulgrana. Primero, por los bandazos que el francés ha dado en su relación con las directivas: después de no ser renovado por el Barça de Rosell en 2013, se unió a la candidatura de Laporta en las elecciones de 2015 porque se consideraba muy lejano a Bartomeu. Ahora será su secretario técnico. Además, Abidal carece de cualquier experiencia en este tipo cargo. Eso le ha obligado a tirar de Ramón Planes, que tiene más conocimiento del mercado, como adjunto. Está previsto el nombramiento de algún ayudante más después de la marcha de Urbano y Serer con Robert.

La era Abidal empieza con urgencias, porque el no de Griezmann ha dejado al Barcelona sin respuestas y sin una idea clara sobre cuál debe ser la estructura de la plantilla para la próxima temporada. A Messi, líder del equipo, se le había garantizado el fichaje de un delantero de primer nivel (Griezmann) que elevaría la producción goleadora de un equipo que sólo tiene al argentino y a Suárez como seguros de vida en el gol. En principio, la idea sigue siendo incorporar un futbolista por línea en el Barça.

Abidal se encuentra tres nombres encima de la mesa que ya estaban en la cartera de Robert: su compatriota Clement Lenglet, Frenkie de Jong y Miralem Pjanic. Pero la idea de fichar a un delantero no ha desaparecido. El problema es encontrar jugadores que hablen el mismo lenguaje que Messi y además tengan el nivel suficiente para estar en el Baça. Hay runrún alededor de los despachos azulgana que deja caer que Gabriel Jesús podía ser el preferido, peo su fichaje es un imposible. Guardiola no lo dejará ir del City. Abidal también tiene que dejar resuelto el fichaje de Arthur, para la que el Baça no firmó ninguna opción para que se incorpore este mes de julio y tendría que negociarla.

El fichaje de Abidal también responde, según muchas voces, a la necesidad de arreglar la falta de comunicación que existe entre la planta noble del club y el vestuario. Abidal, figura respetada en la caseta azulgrana, debería ser el enlace perfecto para intentar normalizar una relación que, como el mismo Piqué reconoció al inicio de la temporada anterior, se había enfriado: “Cada uno va por su camino”.

Y una cosa más. No todo podrán ser buenas palabras en Abidal. El francés también tendrá que decir a algunos futbolistas que el Barça ya no cuenta más con ellos. Está obligado a sacar a André Gomes, Alcácer, Aleix Vidal, Munir o Samper, que no entran en los planes de Valverde y necesitan una salida. Los casos de Rafinha o Yerry Mina tampoco serán fáciles de lidiar. Y también deberá decidir sobre Cillessen, que ya ha hecho saber al Barça que quiere irse y jugar más pero tiene una cláusula de 60 millones de euros.

0 Comentarios

Normas Mostrar