MUNDIAL 2018

Habrá un italiano en Rusia: Alfred Gomis, portero de Senegal

Italia estará representada en Rusia por Alfred Gomis, portero crecido en Cúneo pero que eligió Senegal "para honrar" la memoria de su padre y los esclavos

MIGUEL MEDINA

AFP

Creció en Cúneo y jugó con las inferiores de la Azzurra. Eligió a los africanos para honrar la memoria de su padre y de los esclavos negros.

La Azzurra se quedó fuera de un Mundial después de muchas décadas... pero hay un italiano que jugará en Rusia. Alfred Gomis nació en Senegal pero desde los dos años creció en Cúneo, provincia del Piemonte italiano. Pertenecía al Torino, aunque tras varias cesiones lo adquirirá en propiedad el SPAL, equipo de que fue titular esta última temporada después de ascender a la Serie A. Gomis había jugado con las categorías inferiores de Italia hasta que recibió y aceptó la convocatoria senegalesa el año pasado. Debutó y ganó (2-1) ante Suráfrica en un partido de clasificación para Rusia, el 14 de noviembre de 2017.

Es su único partido con los africanos hasta el momento, y en principio no parece que vaya a ser titular en la cita rusa porque la portería pertenece a Khadim N'Diaye, que juega en Guinea, o Diallo, del Stade Rennais. Gomis casi acaba de llegar a la selección africana pero espera tener algunos minutos. "Elegí Senegal porque quería honrar a mi padre, que ya no está y dio la vida por mí y por mis hermanos, que también son porteros", declaró al Corriere della Sera.

Su decisión proviene también de un viaje que realizó a su natal Ziguinchor, localidad senegalesa que fue un lugar de tráfico de esclavos: "A los que por razones de salud no estaban en condiciones de partir los tiraban al mar", narra el portero sobre la historia del sitio donde nació. "Allí pude saludar a mis familiares, incluida mi abuela, que habla un dialecto que no entiendo...".

Gomis analiza de Italia y la situación de los inmigrantes de color en un momento delicado, cuando el barco Aquarius, rescatado en la costa libia, se dirige a Valencia porque no fue aceptado por las autoridades transalpinas: "Italia no es un país racista, pero la situación política actual puede llevar a una persona normal a aumentar sus prejuicios racistas. Pero yo me siento italiano y lo llevaré en Rusia con orgullo".

0 Comentarios

Mostrar