Competición
  • Clasificación Eurocopa

Huesca se tiñe de azulgrana en un día para la historia

HUESCA

Huesca se tiñe de azulgrana en un día para la historia

Buena parte de los 50.000 habitantes acudieron a una fiesta que comenzó en El Alcoraz, y que acabó en el centro de la localidad en el balcón del emblemático edificio del Casino.

La ciudad de Huesca se volcó con su equipo de fútbol en uno de los actos más multitudinarios que se recuerdan en la capital del altoaragón. Buena parte de los 50.000 habitantes acudieron a una fiesta que comenzó en El Alcoraz, que paseó por muchas de sus calles principales en un autocar y que acabó en el centro de la localidad en el balcón del emblemático edificio del Casino.

La rúa fue en un autobús descapotable en la que los jugadores y cuerpo técnico celebraron una fiesta totalmente ataviados con bufandas, banderas y camisetas conmemorativas de un hito para el club azulgrana. El argentino Chimy, el joven colombiano Cucho y el capitán Melero fueron los más aclamados y ellos devolvieron ese cariño con cánticos y bailes desde el vehículo que transportaba a más de 60 miembros de la expedición ante el clamor de las calles oscenses.

El momento más esperado llegó con la llegada de los héroes del ascenso a la Plaza Navarra. Antes de bajar del bus descapotable Akapo, Camacho, Remiro y Melero cogieron el micrófono para menear a las masas azulgranas que se agolpaban en la céntrica plaza. Posteriormente llegó el paseíllo de los futbolistas que fueron pasando entre saludos y firmas de la hinchada.

El primero en mandar un mensaje a la afición fue Agustín Lasaosa: “El Huesca va a estar en la mejor liga del mundo. Quiero un recuerdo para todos los azulgranas que nos animan desde el cielo y en concreto de Armando Borraz, el ex presidente de la entidad oscense.” Explicaba emocionado el actual máximo diregente. Posteriormente, pasaron uno a uno los jugadores en orden de dorsales. Empezando por Remiro y acabando por Bardají.

0 Comentarios

Normas Mostrar