La Mareona se moviliza para volver a llenar El Molinón

Sporting

La Mareona se moviliza para volver a llenar El Molinón

Aficionados del Sporting

PACO PAREDES

DIARIO AS

La afición sportinguista sabe que es imprescindible su apoyo al equipo en los partidos que juega en casa ante Albacete, Barcelona B y Granada.

La afición del Sporting es plenamente consciente de la importancia que tiene para su equipo sumar los nueve puntos que le quedan por disputar en su estadio y de ahí que se empiece a movilizar para llenar El Molinón-Quini en la primera de esas tres finales, el domingo con la visita del Albacete.

Tanto es así que ayer, a cinco días del encuentro, se había agotado las localidades puestas a la venta para las gradas y las tribunas Este y Sur. Los precios para esta ocasión son de 20 y 40 euros, 10 y 15 euros para los júnior.

Albacete, Barça B y Granada son los rivales que faltan por pasar por el municipal gijonés en la carrera del Sporting por el ascenso directo. Mantener la racha de triunfos en casa, donde el equipo de Baraja lo ha ganado todo hasta ahora, se antoja fundamental para alcanzar el objetivo, “el premio gordo”, como bautizó el propio entrenador al ascenso directo tras el partido en Cádiz.

El Sporting suma 65 puntos en la segunda posición, igualado con el Huesca, al que supera por el gol-average particular. Solo con los nueves puntos de casa, el equipo gijonés alcanzaría los 74 puntos, una cifra que podría ser suficiente para el ascenso directo, aunque Rubén Baraja prefiere no hacer esas cuentas.

El sistema actual de ascensos, con las dos primeras plazas directas y una más de promoción a través de eliminatorias, lleva implantado desde 2011. Han sido siete ocasiones en las que la competición en Segunda se ha desarrollado con el modelo actual y en cinco de ellas siempre ha estado por debajo de los 80 puntos. Sin ir más lejos, el ascenso del Girona como segundo clasificado el pasado año se produjo con 70 puntos y en la anterior subió el Leganés con 74, la crifra que sumarían los rojiblancos solo con los puntos de casa.

Por contra, las puntuaciones más altas de un segundo clasificado en estos años fueron para el Celta en 2012 (85 puntos) y para el Sporting de Abelardo en 2015 (82).

En Vallecas y en Huesca se estarán haciendo los mismos números. Por tanto y como nada es exacto en el fútbol, parece obvio que el Sporting deberá sumar la mayor cantidad posible para llegar al objetivo sin pasar por la promoción. 

0 Comentarios

Normas Mostrar