El Córdoba ve la salvación cerca tras golear al filial del Sevilla

CÓRDOBA 3 - SEVILLA ATLÉTICO 0

El Córdoba ve la salvación cerca tras golear al filial del Sevilla

Los de Tevenet fueron un digno rival y pusieron las cosas difíciles a los locales, pero la calidad decidió.

El Córdoba salvó una nueva final por la permanencia. Gano y goleó al Sevilla Atlético, pero tuvo que pelear el resultado ante un rival que no lo puso nada fácil. De hecho, lo que decantó el choque fue la calidad arriba de un Córdoba que tiene dinamita con gente como Reyes, Narváez o Guardiola.

Pese a lo que reflejó el marcador en la primera parte, en la que el Córdoba dio un paso grande para ganar, lo cierto es que el filial opuso bastante resistencia (a veces también dureza). Solo a partir del primer gol desapareció el equipo de Tevenet para dar paso a los mejores minutos locales.

La primera parte fue blanquiverde pero simplemente por la tremenda calidad que tienen los de Sandoval arriba. Reyes, Guardiola y Narváez están muy por encima del resto del equipo y si las tienen, no suelen perdonar. Así, en apenas dos minutos Narváez hizo dos goles que provocaron el éxtasis en un Arcángel entregado.

Y si ya eso no fue suficiente para poner el choque de cara, la absurda y justa expulsión de Eteki (que debió ser expulsado antes) acabó por inclinar la balanza.

El filial sevillista no salió mal al campo, pero con ganas solo no se ganan los partidos.

Tras el descanso, el Córdoba salió a controlar la situación y tratar de aprovechar sus ocasiones. La más clara, un penalti cometido sobre Guardiola que él mismo falló. Soriano estuvo muy atento y adivinó la intención del pichichi blanquiverde al borde del primer cuarto de hora. Fue una oportunidad para el Sevilla Atlético, que de verse derrotado, se vio metido en el partido de lleno y apretó buscando la portería de Kieszek. De hecho, tuvo opciones de marcar con llegadas muy claras en el tramo final que solo se malograron por la falta de puntería sevillista.

Y al final, la calidad de nuevo decidió con un testarazo de Guardiola que puso el 3-0 en el marcador para sellar un triunfo trabajado que permite a los cordobesistas dormir fuera del descenso por primera vez en meses. El Sevilla Atlético fue un digno rival, pero salvo Pozo, se mostró muy falto de mordiente y el descenso de categoría es una realidad a falta de las matemáticas.

El Córdoba se agarra al sueño de la salvación aunque más que sueño, si se consigue, será un milagro.

0 Comentarios

Normas Mostrar