Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

ESPANYOL B

El Espanyol B, campeón de Liga

Los jugadores del Espanyol celebran la victoria.

FERRAN ZUERAS

DIARIO AS

No falló el filial del Espanyol en casa, y sumó el punto que le faltaba para conquistar el título en el Grupo V de Tercera, ante una AE Prat que se avanzó. Marcet, histórico
Tercera División: playoff de ascenso a Segunda B en directo

A la segunda fue la vencida para el Espanyol B, que no pudo confirmar su título de Liga en el Grupo V de Tercera hace unos días ante el Europa, en su primera derrota de toda la temporada, pero que al fin lo conquistó este viernes contra la AE Prat, en una Ciudad Deportiva soleada y repleta de aficionados, con la presencia también de jugadores del primer equipo y de Quique Sánchez Flores. Todos vieron cómo, no sin sufrimiento, el filial de David Gallego consumaba su primer objetivo de la temporada, antes del playoff que deberá disputar para buscar el ascenso directo a Segunda B.

No quiso especular con el resultado el filial, que ni siquiera en los primeros compases daba por bueno el empate. A base de intentarlo llegó la primera ocasión clara, a los 13 minutos, en un cabezazo de Lluís que rozó el palo izquierdo de la meta de Sergio, tras una buena prolongación de Iago. Y a los 26’ se acarició aún más el 1-0, en un chut con el interior de Puado, dentro del área, que se marchó desviado. Pero fue el Prat el que, en su primer acercamiento serio, encontró el gol. En el minuto 34, repelía un disparo del experico Pau Senent, y el rechace lo aprovechaba Toni Larrosa con una potente volea. 0-1 y zozobra.

Premio mayúsculo para los ‘potablava’, quienes se encerraron en su área, con dos líneas muy juntas, como si en lugar de un rato para el final del primer acto quedaran dos minutos para el final del encuentro aunque se sobrevenía todo un mundo por delante.

Y así fue. Comenzó la segunda parte con un susto mayúsculo para los blanquiazules, en un mano a mano del goleador Larrosa con Edu Frías que salvó el guardameta local. Pero, poco a poco, al Espanyol B consiguió resolver su principal problema del primer tiempo: finalización y definición.

Avisó Álex López en una gran acción colectiva, en el 54’, y solo cuatro minutos después llegó el 1-1. El autor fue Max Marcet. En el primer balón que tocaba dentro del área rival, ya que acababa de entrar, el delantero anotó su octavo gol de la temporada, y seguramente el más decisivo, al primer toque, rematando un centro de Pipa desde la derecha.

Se despojaba el filial de los fantasmas, pero no de los sobresaltos, como la acción de Javi Lara que tuvo que blocar Frías. Aunque los pericos desplegaron un juego cada vez más combinativo, como en la acción que terminó en un centro-chut de Puado casi sin ángulo que atajó Sergio.

El ritmo, la intensidad y los nervios se rebajaron en el último tramo del encuentro, en que tampoco abundaron las ocasiones y sí el tanteo para mantener un resultado no del todo negativo para el Prat y sobre todo histórico para el Espanyol B.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar