Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

El Zaragoza despacha al Oviedo en su mejor tarde del curso

REAL ZARAGOZA 2 - OVIEDO 1

El Zaragoza despacha al Oviedo en su mejor tarde del curso

Partido sobresaliente de Eguaras y Pombo y golazo de bandera de Borja Iglesias. Volvió la ola a La Romareda.
Zaragoza - Valladolid: LaLiga 1|2|3, jornada 41

En su mejor actuación de la temporada, el Zaragoza despachó también al Oviedo y sigue lanzado a toda máquina. Ya es el mejor equipo de la segunda vuelta y ahora mismo parece en disposición de ganarle a cualquiera. Un gol de bandera de Borja Iglesias y otro en propia puerta de Forlín propiciado por Pombo decidieron una trabajadísima victoria que recuperó la ola en La Romareda y el orgullo de pertenencia a sus sufridos seguidores.

El Real Zaragoza viene de muy atrás y sigue aún lejos de todo, pero su despegue ya provoca temor en sus contrarios. Acumula cuatro triunfos seguidos en casa y cinco jornadas sin perder y si es capaz de ganar también Los Pajaritos le habrá dado un vuelco absoluto a su situación cuando queda por delante el último y decisivo tercio del campeonato.

El Oviedo, bien armado atrás, le hizo el partido incómodo al Zaragoza toda la primera parte. Eguaras tuvo que enfrentarse a una presión en ocasiones agobiante, que dificultó la fluidez del juego, y a Borja Iglesias no se le dio un metro ni cuando recibía de espaldas. Es decir, que se jugó en pocos metros y con tráfico de mil demonios.

Aún así el Zaragoza tuvo algún fogonazo de inspiración, como el que le permitió en dos minutos de vértigo acumular hasta tres ocasiones consecutivas ––un cabezazo bombeado de Zapater, un remate a bocajarro de Pombo que salvó el portero y un disparo de Raúl Guti––. Pero lo cierto es que hasta el tramo final de este periodo, cuando Benito recorrió como una flecha el carril derecho y pudo combinar con Febas, no hubo forma de descoser al Oviedo.

El equipo de Anquela, serio, disciplinado y generoso en el esfuerzo, tuvo más control que oportunidades y sólo Aarón Ñíguez puso una vez en apuros a Cristian Álvarez. El Zaragoza le puso una marcha más al partido tras el descanso y empezó a comprometer al Oviedo con rápidas acciones por los costados. Borja Iglesias creció en protagonismo, lo mismo que Pombo, artífice en el minuto 63 de una de las mejores jugadas de la tarde, una acción con recorte y disparo que salvó providencialmente Herrero y luego no acertó a mandar a la jaula Febas.

Pero ahí se acabó de decantar el partido, porque el Zaragoza, ya con Buff en el campo, había abierto brecha en la muralla asturiana. Y el 1-0 no tardó en llegar. Fue un gol maravilloso que puso a La Romareda en pie: Eguaras envió un pase vertical a Buff, el suizo habilitó de tacón a Borja Iglesias y éste, tras zafarse de su marcado con un giro de cintura, batió al portero de un impresionante cañonazo. Era el minuto 69 y cuatro después, en pleno vendaval zaragocista, llegó la sentencia: Pombo, otro de los sobresalientes, se llevó un balón dividido por insistencia entre cinco contrarios y en el barullo, Forlín envió el balón a su propia puerta.

Anquela, desconcertado por el doble mazazo, se jugó las bazas de Toché, Fabbrini y Yeboah, pero al Oviedo sólo le dio tiempo de acortar distancias en el último minuto. El equipo azul se mantiene todavía en zona de playoff, pero sus aspiraciones al ascenso directo han quedado muy rebajadas en las últimas tres jornadas.

0 Comentarios

Normas Mostrar