CASTILLA 3 - PONTEVEDRA 0

La Ley de Óscar

Óscar, en el Castilla - Pontevedra.

PEPE ANDRES

El medio fue el mejor de un Castilla imponente ante un Pontevedra pobre y superado. Óscar hizo uno y dio otro. Dani Gómez volvió al once con gol; también regresó Luca
Real Madrid - Atlético en directo: Final Copa del Rey Juvenil 2018

Madrid

El Castilla volvió al triunfo tras tres jornadas de pinchazos y lo hizo convincentemente, domando de cabo a rabo a un Pontevedra pobre y sin soluciones. Sólo puede lamentar Solari las ocasiones no convertidas, mucho más numerosas que las que terminaron dentro y que en otros encuentros (como hace dos jornadas, ante el Navalcarnero) fueron una losa al final. La puntería sigue siendo mejorable, pero el Castilla conjuró los fantasmas de jornadas pasadas con un dominio aplastante que secó al Pontevedra en ataque. El talentoso Añón no encontró acompañamiento en sus intentos y acabó sometido a la ley de Óscar, un metrónomo en la media y un martillo en el ataque.

El once de Solari presentó dos novedades, una por cada lado: Luca Zidane y Dani Gómez. El hijo del técnico del primer equipo desbancó a Belman y volvió a jugar cinco meses después, mientras que el ariete, en disputa con el club por sus reticencias a renovar su contrato, regresó al once 13 partidos después ante la baja de Cristo. El portero dejó dos reacciones competentes en los dos acercamientos más peligrosos del Pontevedra y el delantero anotó el primero de penalti, tras una internada de Seoane que terminó con el medio en el suelo; pareció más un resbalón del castillista que un agarrón de Goldar. Gómez resolvió por las bravas, fuerte, alto y al centro; más tarde forzó la falta del 3-0 y rozó el doblete por dos veces. Regresó a la altura de lo que se espera de él, queda ahora en manos de Solari (y del club) decidir si merece o no continuidad.

Una estirada enorme de Edu ante una falta directa de Quezada, en la misma escuadra, impidió una ventaja mayor antes del descanso, pero ésta si brotó tras el mismo, con un Reguilón que ya se había asomado al gol en el primer tiempo: el lateral zurdo remachó en el segundo palo un córner botado por Quezada y prolongado en el primero por Óscar. Un minuto después Manu Hernando rozó el tercero en idéntica acción; el poste le privó de ello. No así a Óscar, qué sacó a pasear su calidad para los golpes francos con una falta desde la frontal que cerró el partido. Edu dio el pasito de rigor hacia el palo de la barrera y eso fue su perdición; rozar el disparo del medio blanco fue cuanto pudo reaccionar. El panorama para el Pontevedra empeoraba por momentos y Luismi plegó velas y se atrincheró: sacó del césped a Añón y empezó a pensar en su próximo partido. Un gol bien anulado a Iván, tras dos fallos en cadena de un León algo blando, fue lo más cercano que estuvo el equipo gallego al gol de la honra. En el otro banquillo, Solari se lo tomó también con calma: dio descanso a Óscar y la alternativa con el Castilla al juvenil Gelabert. 

0 Comentarios

Normas Mostrar