RAYO VALLECANO 3- HUESCA 0

El Rayo se da un festín ante el Huesca y recorta distancias

Los franjirrojos dejan la ventaja con el líder en cinco puntos. Velázquez, Embarba y De Tomás marcaron los goles. Rubi cambió el esquema y lo pagó.
Rayo - Huesca en directo: LaLiga Santander, jornada 33

Este Rayo va en serio. Los vallecanos se han impuesto con claridad al Huesca por 3-0, en una de las mejores primeras partes que se le recuerdan esta temporada en Vallecas y reducen la ventaja con el líder dejándola en cinco puntos. Además gracias al pinchazo del Cádiz ya son segundos en solitario.

Los locales salieron en tromba y mandaron en el partido desde el principio. Rubi sorprendió con un planteamiento inédito, con tres centrales y con Ferreiro como carrilero y al líder le costó adaptarse al nuevo sistema. Comenzó pronto atacando el Rayo, siempre por banda (la de Ferreiro), liderados por un Embarba que se sentía poderoso ante la timorata defensa oscense. El primero en avisar fue Comesaña, con un disparo que se marchó desviado por encima del larguero, tras un pase del extremo rayista.

No terminaban de adaptarse los hombres de Rubi al nuevo sistema y en cuestión de un minuto se pusieron 2-0 abajo. El primero en golpear fue Velázquez, en el 12’. Remiro falló en la salida de un córner. Íñigo López consiguió despejar, aunque de manera defectuosa y el balón le llegó al central uruguayo, que con la pierna derecha y a puerta vacía, metió el primero. Sólo una jugada después llegaría el segundo. Álex Moreno no dio por perdido un balón en su banda. Le ganó la espalda a Alexander y centró a trompicones. Un nuevo mal despeje de Remiro llegó a los pies de un Embarba, que no perdonó. Vallecas era una fiesta.

A pesar del 2-0 no se vio en los locales un atisbo de relajación mientras que de los visitantes seguía sin haber noticias. Y los de Míchel hicieron sangre. Baiano ganó un balón en la banda derecha (de nuevo la banda de un desbordado y desubicado Ferreiro). El lateral diestro del Rayo se internó en el área y se sacó un disparo que rebotó en un defensa. De Tomás, muy atento en el segundo palo, se lanzó para empujarlo dentro de la portería. Ni la suerte estaba de cara del Huesca.

Tras el descanso Rubi volvió a su esquema habitual. Rulo (lateral zurdo) entró por Carlos David (central) y Ferreiro se fue al ataque. Y el Huesca mejoró. Los de Míchel vivieron de la renta demostrando que también saben defender y le dieron la pelota al rival. Redebutó Armenteros en Vallecas bajó una sonora ovación y a pesar de las mejoras visitantes, el resultado no volvió a moverse.

Los tres puntos le dejan al Rayo a cinco del Huesca y los vallecanos presentan con esta victoria sus credenciales como firmes candidatos al ascenso directo. Los de Míchel siguen de dulce y encadenan siete jornadas sin perder. El Huesca, por su parte, suma su segunda derrota consecutiva.

Míchel: "Podemos ser mejor equipo todavía"

Miguel Angel Sánchez Muñoz, 'Míchel', entrenador del Rayo Vallecano, se mostró contento por la importante victoria lograda frente al líder, el Huesca, pero admitió que pueden ser "todavía mejor equipo" para aspirar al ascenso.

El Rayo goleó 3-0 al Huesca y se sitúa como segundo clasificado a cinco puntos del líder.

"No podemos jugar noventa minutos al ritmo de la primera parte, en ese sentido hemos sabido respirar sin balón y eso es mérito del equipo. Hemos jugado muy bien la primera parte y en la segunda parte apenas nos han hecho ocasiones. Veo a la gente muy enchufada, muy enganchada, y agradezco a los jugadores el esfuerzo que hacen cada día", dijo Míchel.

El técnico madrileño dijo tener "confianza en los jugadores por lo que se ve en el día a día", pero apuntó que solo miran al siguiente partido.

"Ahora tenemos dos salidas. La siguiente es Valladolid y queremos ser uno de los equipos que luchen por el ascenso. A mi me bastaría con el ascenso directo, pero hay que mirar el siguiente partido", señaló.

"Nosotros tenemos que demostrar que queremos estar ahí. No sé si cinco puntos son muchos o pocos, pero hay que ir a Valladolid y a los siguientes partidos a ganar. Quedan catorce finales, ocho son fuera y seis en casa, y hay que remar mucho para estar arriba", confesó.

"Podemos ser mejor equipo todavía. Podemos tener más posesión, hacer más ocasiones de peligro, y se trata de, con los recursos que tenemos, hacer más cosas. Ese gol-average que tenemos, el más diecisiete, es una cifra bastante buena. Si mantenemos eso el equipo estará en lo más alto", concluyó.