ESPANYOL 1- BARCELONA 1

Piqué emuló a Raúl en el Camp Nou: mandó callar a Cornellà

Tras marcar el gol del empate del Barça en los minutos finales, el central se llevó el dedo a la boca. Después, tángana con Gerard Moreno.

Después de un par de semanas de polémica entre Gerard Piqué y el Espanyol, tras sus declaraciones calificando al Espanyol como de Cornellà, que provocaron que tuviera que intervenir Competición abriendo un expediente al central del Barça, los ánimos se calentaron en este nuevo derbi.

Tras marcar el gol del empate del Barcelona en los minutos finales, el internacional español mandó callar a la grada llevándose el dedo a la boca (como hiciera Raúl en un Clásico en el Camp Nou en 1999), después de recibir una fortísima pitada por parte de la hinchada del Espanyol en cada balón que tocaba, aunque no se habían producido insultos hacia él y su familia, como en otras ocasiones.

La jugada generó que los ánimos se calentaran en los últimos minutos. Sobre todo en un lance entre Piqué y Gerard Moreno. Tras una dura entrada del delantero perico al central, los ánimos se caldearon de tal manera que se generó una tángana en el césped que fue resuelta por Gil Manzano con una amarilla a Jordi Alba y otra a Granero.