El Oviedo reacciona con valentía

OVIEDO 2- ALMERÍA 1

El Oviedo reacciona con valentía

La entrada de Toché cambia el rumbo del partido y le sirve al conjunto asturiano para remontar ante un buen Almería.

A veces, los partidos se ganan desde el banquillo. El Almería era mejor que el Oviedo y el tanto de Fidel, 53’, hacía justicia. Anquela reaccionó al golpe como acto reflejo: Toché, ariete, por Valentini, central. Y ahí es donde el partido viró su rumbo. Se libró el Oviedo de ataduras para remontar (2-1), sumar su octavo encuentro sin perder y demostrar, una vez más, que cuando se muestra natural es candidato a todo.

Y eso que el Almería causó una grata impresión durante 60 minutos. Lucas Alcaraz había trabajado el duelo y plantó un equipo perfectamente incómodo. El balón era de los visitantes, lo que normalmente no supone mayor problema para el Oviedo, pero está vez los de Anquela tampoco tenían el control del juego. Su propuesta se basó en alguna subida de Johannesson, detalles sueltos de Berjón y en el orden de Folch. Insuficiente para dañar a un equipo asentado.

Hicham inquietó la meta de Alfonso a los 17’ con un disparo con rosca. Contestó el Oviedo al momento: centró Johannesson y Ñíguez apareció en el área para chutar a las manos de René.

Con los equipos sin sentir apenas rasguños, el balón parado se presentaba como factor desequilibrante. Linares peinó una falta lateral de Berjón pero la pelota no encontró portería. El primer acto dejó la sensación de que lo mejor, las escenas de acción, estaban por venir.

El partido se agitó al regreso de los vestuarios. Pozo cogió el carril sin defensas a los 53’, se metió en el área y cedió para que Fidel hiciera el 0-1. Ahí llegó la mano de Anquela. La orden era clara: atacar. Y a los 60’, muy pronto, llegó el primer premio. Berjón esprintó y sacó un centro magnífico en la línea de fondo que Toché envió a la red. El partido volvía a empezar.

El golpe resucitó al Tartiere e hizo tambalearse al Almería. El Oviedo se lanzó descaradamente a por el segundo. Linares en una peinada de Toché antes del 2-1. La jugada nace de la izquierda, nido de las buenas noticias para los azules, a los 71’. Toché frena en el área y cede a la llegada de Berjón, un expreso, que marca con la zurda.

Pudo igualar el Almería, colgado del talento de Pozo, pero Carlos Hernández despejó en el área pequeña. Resistió el Oviedo hasta el final para firmar tres puntos de oro que le mantienen en la tercera plaza.

0 Comentarios

Normas Mostrar