LUGO

Las lesiones de rodilla parten al Lugo

De confirmarse la lesión de Fydriszewski, que apunta a rotura de ligamento cruzado, sería el tercer jugador que sufre un percance de tal gravedad.

0
Las lesiones de rodilla parten al Lugo
Laliga

La cruz en la buena temporada que está haciendo el Lugo, séptimo a un solo punto de puestos de playoff y con una puntuación que le hace estar muy cerca de la salvación, está siendo sin duda las lesiones de gravedad que están mermando a la plantilla rojiblanca en puestos importantes, especialmente con lesiones graves de rodilla.

De confirmarse los peores presagios con Fydriszewski y su lesión de rodilla, que apunta a rotura de ligamento cruzado, sería el tercer jugador que sufre un percance de tal gravedad y que volvería a dejar al equipo cojo en una posición como la de delantero, tal y como ocurrió con Sergio Díaz primero, que obligó al fichaje de Chuli, y con Eduard Campabadal en el último partido del pasado año ante el Rayo, que hizo que el club buscase sustituto para el lateral derecho en la figura de Álvaro Lemos. Una maldición que está haciendo que los servicios médicos del club no den abasto y que mantiene llena la enfermería rojiblanca.

Por si la gravedad de estas lesiones no fuesen suficiente desgracia, otros jugadores han sufrido lesiones que, si bien no revistieron la gravedad extrema de una rotura de ligamentos, retrasaron la puesta a punto de los jugadores e impidieron que Francisco haya podido contar en algún momento con toda la plantilla a su disposición. En pretemporada Mario Barco sufrió una lesión que le impidió debutar hasta bien entrada la temporada, al igual que Carlos Pita, que se tuvo que someter a una artroscopia de menisco.

Sergio Gil sufrió en Copa frente al Zaragoza una lesión muscular de la que aún se ha recuperado recientemente, y Campillo cayó en el Carlos Tartiere presa de una lesión en el pubis, recuperándose de la misma en los últimos días. El portero Roberto aún se recupera de sus problemas físicos, y Adría Carmona sigue sufriendo su calvario de lesiones.

El último, Fydriszewski al margen, sería Iriome, otro de los puntales del equipo, que cayó lesionado en Almería y que sufriría un esguince de tobillo, a expensas del preceptivo parte médico. Con todo ello, Francisco viajará a Reus con el equipo en cuadro y solo las recuperaciones de Campillo y Sergio Gil darían un respiro al que está siendo, a nivel de lesiones, un annus horribilis para los rojiblancos.