ASTV

REAL MADRID 5-SEVILLA 0

1x1 del Real Madrid: Kroos y Modric suben las revoluciones


Getafe - Sevilla en directo: LaLiga Santander en vivo

Así fue la actuación de los jugadores del Real Madrid en el 5-0 ante el Sevilla en el Santiago Bernabéu.

Keylor Navas: Regresaba al Bernabéu en partido de Liga, algo que no hacía desde el 1 de octubre ante el Espanyol (2-0), y como entonces tuvo una tarde plácida. En la primera parte no tuvo que defender ninguna acción de peligro. Aun así demostró estar atento, saliendo a cortar una jugada de Jesús Navas en la que el sevillista se quedaba solo delante del tico. En la segunda parte sí tuvo más protagonismo a tiros de Nolito y de Muriel.

Achraf: Suplía al sancionado Carvajal en el lateral derecho. Él mismo regresaba al Bernabeú en partido de Liga, como Keylor, no lo hacía desde octubre ante el Espanyol… y no lo podía hacer mejor: sólido atrás y agresivo en ataque. Se estrenó como goleador con una gran acción: subió toda la banda, Benzema le cedió y batió a Rico con un potente derechazo.

Vallejo: Las posibles dudas que podía presentar a estas alturas las disipó con una actuación sobresaliente. Dio un paso adelante y ganó confianza al anticiparse a Nolito y Muriel en un par de acciones. Ayudó bien a Achraf y se mostró cómplice con Nacho. Muy bien al cruce. Parecía que llevaba jugando toda la temporada de titular.

Nacho: Brillante. Como siempre. Ante el Sevilla volvió a tirar de picaresca como la temporada pasada cuando marcó de falta directa en un error garrafal de los sevillistas. En esta ocasión, aprovechó un fallo de Kjaer y Muriel para abrir el marcador. Como Vallejo, estuvo sólido y solvente.

Marcelo: Rápido, veloz, mostró una chispa más alegre que en otros partidos. Como Achraf, subió su carril, aunque perdió algunos balones de manera innecesaria. El brasileño es el termómetro psicológico del equipo: su sonrisa delata el estado de ánimo del equipo.

Lucas Vázquez: Ayudó a Achraf en el principio, pero cuando el Madrid se lanzaba a tumba abierta, ahí comparecía el gallego. Rápido, ágil, veloz, Carole no le vio en ningún momento. Aportó velocidad, donde fue letal, y buscó el gol con un disparo que se le marchó fuera por poco y le dio otro a Achraf.  

Modric: El croata estuvo soberbio, como su pareja en el centro del campo, Kroos. Repartió juego, taponó, subió, presionó, distribuyó. El mejor Modric de la temporada. Y el Madrid juega a lo que dictan sus pies. Se enfadó con Muriel por una dura entrada del colombiano. Fue cambiado por Dani Ceballos en el minuto 70 recibiendo una gran ovación.

Kroos: Subió de revoluciones con respecto de sus últimas apariciones. Y su equipo lo notó: estuvo sensacional. Repartió, distribuyó, organizó la salida del balón y hasta marcó en una jugada que arrancó él mismo en su campo, cedió a Lucas Vázquez y éste le devolvió el balón para que marcase. Excepcional su labor oscura taponando a Banega. Al desaparecer el argentino, el Sevilla no compareció. Fue sustituido por Marcos Llorente. Fuertemente ovacionado en su salida.

Asensio: Otro de los que dio un paso adelante. Rápido, móvil, habilidoso… la zaga del Sevilla no supo cómo frenarle. Asistió a Cristiano en el primer gol del portugués, volvió loco a Kjaer en una acción por la banda izquierda.

Benzema: Algo apático al principio, se ganó los pitos de la afición madridista al perder un balón en el centro del campo que procuró una buena ocasión para el Sevilla. Se asoció bien con Cristiano, buscó y tiró desmarques, le regaló su primer gol a Achraf. Fue de menos a más. Pero ser el delantero centro y no marcar… aunque lo rozó con un remate de cabeza que se estrelló en el poste.

Cristiano: Presentó su Quinto Balón de Oro en los prolegómenos del encuentro. Tenía ganas de agradar y lo hizo a su manera: marcó dos tantos, el primero tras un formidable pase de Asensio y el segundo de penalti, pero remató todo lo que caía a su alrededor. Sergio Rico le detuvo un remate prodigioso a media vuelta. Fue sustituido por Isco.

Zidane: El técnico pidió ayuda a la afición debido a la peligrosidad del encuentro y se encontró con que fueron los jugadores blancos quienes alegraron la tarde a los seguidores. Acertó al tapar las bandas del Sevilla con Asensio y Lucas Vázquez: así ganó en velocidad y movilidad. El gol de Nacho, a los dos minutos, serenó los nervios.

Sutituciones

Marcos Llorente: Entró en el minuto 63. Se situó al lado de Modric y se acercó al balcón del área, aunque no dispuso de ocasión para marcar. Robó balones, cortó jugadas y elaboró en ataque. Pudo marcar, pero su derechazo se fue alejado. Nivel alto.

Dani Ceballos: Disfrutó de los últimos 25 minutos de encuentro. Buscó a Marcos Llorente, a Benzema, Achraf, Isco…

Isco: Sorprendió verle en el banquillo en un partido de tal importancia. Relevó a Cristiano en el minuto 75. Busco el gol, con un tiro que se le marchó desviado.