VILLARREAL-MÁLAGA

Aquel gol de Calleja que ascendió al Málaga concursal de Fernando Sanz

Javi Calleja marcó un gol en Sevilla que valió un ascenso para el Málaga. Mañana se medirá a Míchel, con quien comparte pasado madridista.
Málaga - Real Sociedad en directo: LaLiga Santander, Jª 34

Aquel gol de Calleja que ascendió al Málaga concursal de Fernando Sanz
MILAN KAMMERMAYER AFP

Vamos a remontarnos en el tiempo. 24 de mayo de 2008. Partido Sevilla Atlético-Málaga. El equipo malagueño estaba en Segunda División. Su presidente era Fernando Sanz y su entrenador, Juan Ramón Muñiz. La entidad, acuciada por una terrible deuda, 37 millones de euros, se acogió al Concurso Voluntario de Acreedores, la famosa Ley Concursal. Se trata de un procedimiento consistente en negociar el pago de la deuda con los acreedores. El acreedor negocia con el deudor cobrar parte de su dinero, casi nunca la totalidad porque, se supone, el pagador está en bancarrota. Son negociaciones duras broncas. El Málaga fue el tercer club en España que se acogió a la mencionada Ley. El primero fue Las Palmas y el segundo, el Sporting.

Era el segundo año del Málaga en la División de Plata. El anterior de salvó de manera milagrosa gracias a un generoso empate contra el Cádiz. Para el siguiente ejercicio el dueto Fernando Sanz-Muñiz ficharon jugadores a coste cero y buscando debajo de las piedras. Así vinieron Weligton, Hélder Rosario, Paulo Jorge, Baha, Cheli, Eliseu o Stosic. Además estaban Jesús Gámez, Arnau, Carpintero, Rosatto, Salva Ballesta o Javi Calleja.

Bien. El Málaga hizo un equipo de supervivencia, o sea, para mantenerse sin sufrir. Pero un arranque con siete victorias seguidas le dio alas. Líder destacado. Se desató la euforia. Pero se acabó la gasolina. Tres derrotas seguidas en La Rosaleda contra Real Sociedad (0-2), Nàstic de Tarragona (1-2) y sobre todo una extrañísima contra el Hércules (4-6) hicieron aparecer los fantasmas más terroríficos. Se perdió el primer puesto y en segundo a favor de Numancia y Sporting. Y la Real Sociedad de Juan Manuel Lillo se colocó a solo un punto. Y en esto llegamos al mencionado 24 de mayo. Es la jornada 39. Se visita al complicado Sevilla Atlético, el filial del Sevilla, entrenado por Fermín Galeote y con jugadores muy interesantes como Javi Varas, Lolo, Casado, Salva Sevilla, Pablo Sánchez o Alejandro Alfaro. Un estupendo equipo. El partido se jugó en el Sánchez Pizjuán con muchos aficionados malaguistas. Cerca de 2.000.

Muñiz puso el siguiente once: Iñaki Goitia, Jesús Gámez, Álvaro Silva, Weligton, Valcárce; Paulo Jorge, Apoño, Antonio Hidalgo, Santi Carpintero; Nabil Baha y Javi Calleja. También jugaron Jon Erice, Jesule y Eliseu.

El Málaga era un manojo de nervios que no jugaba a nada. De manera sorprendente Javi Calleja, que ese día jugó de extremo izquierdo se proyectó por su banda y, sin pensárselo dos veces, soltó un demoledor trallazo desde casi 30 metros de distancia que se coló por toda la escuadra. Un gol impresionante. Era el minuto 20. Desde entonces a defender. Juan Pablo, un alto delantero de buenas maneras, metía miedo con su juego lento pero técnico y seguro. Pese a quedarse con un jugador menos por expulsión de Juanjo, los sevillistas apretaron hasta el pitido final. Después de aquel partido el Málaga empató con Cádiz y Granada 74 y ganó al Tenerife. Sin aquel gol de Calleja no habría ascendido a Primera y la historia sería otra y peor.

Javi Calleja se enfrentará al Málaga como entrenador del Villarreal. Un día después de terminar la Liga coincidió con Míchel en el hotel Vinci Málaga donde el técnico empezó viviendo. Calleja estaba con los juveniles del Villarreal. Se saludaron de manera afectuosa porque a ambos les une un pasado madridista. Míchel barruntaba que la carrera de Calleja como entrenador podía ser exitosa.