ZARAGOZA 0 - CULTURAL 0

Nuevo pinchazo en casa

La Cultural Leonesa desesperó a un espesísimo Real Zaragoza y se llevó un empate de La Romareda.
Zaragoza - Valladolid: LaLiga 1|2|3, jornada 41

0

El Zaragoza volvió a pinchar en La Romareda, un estadio abierto de donde se han escapado ya once puntos. Once puntos de 18. Una enormidad. O peor que eso, una calamidad para cualquier aspirante a pelear por algo serio. El equipo aragonés cosechó su cuarto empate en casa de la temporada y queda varado en la mitad de la tabla a la espera del dificilísimo derbi en El Alcoraz.

La Cultural Leonesa regresó a La Romareda 45 años después de su anterior visita, pero no se asustó. Jugó con solvencia, paciencia y rigor táctico y acabó desesperando al Real Zaragoza, que casi nunca supo cómo meterle mano.

Se escapan otros dos puntos y surgen otra vez las urgencias en el equipo aragonés, que únicamente ha ganado un partido como local. Un partido de seis. Una hoja de servicios deficiente para su parroquia y que empieza a empañar sus posibilidades en este campeonato.

El Zaragoza adelantó más de lo habitual su línea de presión para intentar ahogar la salida de balón de la Cultural Leonesa y cargó el juego por la derecha para aprovechar la profundidad de Delmás, pero le faltó velocidad y precisión en el último pase, y sus ocasiones fueron escasas en la primera parte. El equipo de Natxo González, muy espeso en la circulación, rondó mucho el área de Jesús Fernández, pero apenas remató. Su acción de mayor peligro fue un cabezazo alto del central Mikel González pasada la media hora en una falta sacada por Oyarzun, al que se le vio poco en este periodo, lo mismo que a Febas, a quien sujetó bien un activo y motivadísimo Isaac en su regreso a La Romareda.

La Cultural tuvo la pelota menos de lo que acostumbra, pero no se descompuso. Defendió muy agrupado, no perdió nunca el orden e intentó jugar siempre con criterio. Y hasta tuvo la mejor oportunidad de la primera mitad, cuando, a los siete minutos, a Julen Colinas se le hizo de noche delante de Cristian Álvarez. El portero argentino aguantó con maestría y conjuró una jugada que hubiera puesto el partido muy cuesta arriba para el Zaragoza.

El equipo aragonés le quiso meter otra marcha al pleito tras el descanso, y en seis minutos, del 48' al 54', remató hasta tres veces a balón parado contra el portal leonés, pero siguió sin aparecer Febas y a Guti, anoche titular en la mediapunta, estuvo vigiladísimo por los pivotes de la Cultural.

El reloj empezó a correr ya a toda velocidad para el Zaragoza y Natxo González se jugó la carta del brasileño Vinícius Araújo. Retrasó a Guti al mediocentro y pasó a jugar con dos puntas para intentar abrir la lata.

Ya a la desesperada salió también Papu, pero el marcador no se movió. En el descuento, Vinícus y Borja Iglesias, más apagado que nunca, pudieron hacer diana, pero no era la noche del Zaragoza.