La pesadilla sigue: Messi y Argentina no pudieron con Perú

ELIMINATORIAS RUSIA 2018

La pesadilla sigue: Messi y Argentina no pudieron con Perú

La albiceleste dejó escapar la chance de asegurarse la clasificación al Mundial de Rusia y no pudo derrotar a un cuadro bicolor que jugó de manera inteligente y paciente

Argentina dejó escapar la chance de asegurarse la clasificación al Mundial de Rusia y no pudo derrotar a Perú que jugó de manera inteligente y paciente aunque pisó poco el área rival. El cambio de estadio no tuvo el efecto deseado y la Albiceleste mostró los mismos problemas : falta de juego asociado, falta de rebeldía individual y el poco acompañamiento para Líonel Messi. Su juego fue anárquico, pobre y previsible. Muy lejos del nivel que tienen sus individualidades en sus equipos europeos.

Lionel Messi y los defensores y el arquero Romero, poco exigido, se salvan de la apatía general. Una vez más, el crack quedó aislado por una defensa férrea y porque sus compañeros no encuentran los caminos para asistirlo. Sin la compañía de Ever Banega y de Di María, de lo más flojo del equipo, fue el único que intentó la jugada heróica para ganar el partido.

Tampoco funcionó la apuesta de Sampaoli por ubicar a Di María por derecha para y a Acuña y Papu Gómez, los tres con perfiles cambiados por izquierda. No hubo asociación de juego y dependió exclusivamente del ingenio y el talento de Messi.

Un Perú muy inteligente esperó a Argentina con una doble línea de cuatro. Con Tapia sobre Messi, para evitar la recepción de la pelota, y con Flores y Peña en mitad de campo para disputar con Biglia la pelota. Es verdad que atacó poco, tuvo solo una maniobra clara en los pies de Farfán. Y con buen juego asociado fue un muro.

La Argentina solo género dos jugadas claras de gol. En la primera parte en una anarquía que solo Messi pudo resolver sacando un fantástico remate para un cabezazo de Benedetto que se fue por arriba del travesaño, justamente el juego áereo no es un punto fuerte del goleador de Boca. En la segunda parte arrancó con furia Argentina, la que pedía el entrenador. Y fue el carácter de Mascherano, quien condujo la pelota hasta el área de Perú para conectar con Messi quién le puso un magnífico pase a Biglia para intentar marcar el primer gol. Pero se fue por encima del travesaño.

Sampaoli intentó corregir con los ingresos de Gago por Banega y Rigoni por Di María. Sin embargo, tuvo que gastar el de Gago en vano pues se lesionó apenas con 7 minutos en la cancha.  Pero siguió dependiendo de los remates desde afuera del área. Perú se cerró más y defendió el punto con uñas y dientes.

0 Comentarios

Mostrar