A por goles por si acaso

LIECHTENSTEIN-ESPAÑA

A por goles por si acaso

Ocasión de España en Liechtenstein para quitarle a Italia la esperanza del ‘goal average’. Vuelve el nueve: Morata liderará el ataque en Vaduz.

Apunten el número de futbolistas federados en España (800.000), divídanlo por veinte y les saldrá la población de Liechtenstein, cuya selección se mide hoy a la española, en uno de esos cruces entre el primer y el tercer mundo del futbol que le interesan más a FIFA y UEFA que al aficionado. Liechtenstein es materia de goal average. No ha sumado un punto en la fase de clasificación y le han metido 26 goles, casi cuatro por partido. Así que es encuentro para jugarlo calculadora en mano, teniendo en cuenta que el balance general de goles a favor y en contra es el primer factor de desempate. España le saca tres puntos a Italia y presenta un balance favorable de +10 en goles a falta de tres partidos. Los italianos le hicieron nueve tantos a Liechtenstein en sus dos encuentros. España, ocho en el jugado en León hace un año. Otra paliza de ese tamaño le otorgaría el bonus de perder un partido y acabar primera de grupo.

Imprimir

Los 160 kilómetros cuadrados que ocupa Liechtenstein dan para poco. Es la única selección admitida por la UEFA que no tiene Liga propia. Los siete clubes registrados juegan en los distintos campeonatos suizos. Nueve de los convocados actúan en modestos clubes suizos, austriacos, belgas, alemanes o italianos. Hasler lo hace en el Toronto, de la MLS. Y no se aprecian progresos notables en su fútbol. Es la selección 190 en el ránking FIFA, su peor clasificación de siempre. Suma 10 derrotas en sus últimos once partidos (le sacó un empate a Finlandia en un amistoso) y sólo ha ganado 11 partidos en su historia sobre un total de 172.

Jehle, la víctima

Con España ha jugado siete veces, ha perdido las siete, no ha marcado ni un gol y ha encajado 31, más de cuatro por partido. Todos en el debe del mismo portero Peter Jehle, de 35 años, con 126 partidos en la selección, en la que debutó hace 19 años. Hace uno celebró la no convocatoria de Villa: “Me ha metido seis goles”. Esta vez su lesión le alivia. “Todos tenemos el mismo pensamiento: dejar a cero nuestra portería. Cada gol es un herida, sea cual sea la categoría y el país. Si entro al campo pensando que me pueden hacer ocho siempre estaré triste. Cada vez que piso el césped pienso en hacer el partido de mi vida”.

Se considera admirador de Buffon, “una leyenda, del que me emociona todo, cómo canta el himno, cómo festeja la victoria...”. Y de Casillas, “un ídolo al que siempre cambiaba la camiseta”. Hoy le espera un suplicio. En las apuestas se paga 91 a 1 el triunfo de Liechtenstein.

En la Selección se adivinan cambios. El más probable, el reingreso de un nueve en el equipo. Morata, que ya suma 21 partidos con el equipo nacional y diez goles, no acaba de ser primer plato. Ya le sucedió en el Madrid. Diego Costa ha acabado ganándole el sprint en La Roja y cuando ha faltado, Lopetegui se inclinó por la caballería ligera: jugar sin delantero centro. Hoy parece un partido para él. Y también para ofrecer descansos y manejar la mano izquierda con una jornada de Liga el fin de semana. Pinta que al menos dos de los cuatro defensas titulares, uno del Madrid y otro del Barcelona, no jugarán en el Rheinpark de Vaduz. Thiago, Saúl y hasta Pedro entran dentro de los probables. Y queda pendiente el reto mayor de acabar séptimos en el ránking FIFA de octubre (ahora somos undécimos), puesto que podría garantizar ser cabeza de serie en el sorteo del Mundial. Está difícil, pero no imposible.

0 Comentarios

Normas Mostrar