Competición
  • Champions League
Getafe
0
FIN
0
Atlético

GETAFE 0 - ATLÉTICO 0

El Atlético se atasca en Getafe

Partido gris de los titulares, que no tiraron a portería a una semana del debut liguero. Torres falló un gol al final. En el cuadro azulón destacó Shibasaki.

Lo intentó el Atleti pronto. Y, en realidad, en todo el partido no dejaría de intentarlo. O como se diga, porque entre los tres palos no lograría enviar ningún balón en los 90' del Coliseum. Pero todavía es el principio, el reloj no ha llegado a un minuto y Carrasco encontaba a Griezmann con un pase filtrado para el primer intento de ocasión. Se fue desviada. Pero en la portería de Guaita ya quedaba el aviso. Carrasco. En este verano, lo mejor del Atleti siempre ocurre alrededor suyo.

Es chispa, es desequilibrio, convierte en autopista la banda izquierda y el Atleti siempre intenta entrar por ahí. Cómodo, llegaba al área en cada balón que tenía. El plan del Getafe era sencillo: balones largos evitando el centro, no vaya a ser que uno se perdiera por ahí. Con el Atleti enfrente es un suicidio.

Y mientras los dos equipos iban asentándose en el nuevo Coliseum (butacas nuevas, más azul todo) la afición del Atleti demostraba que tiene la garganta preparada para el comienzo de la temporada. Porque había mucha. Cómo faltar: era el primer amistoso del Atleti 2017-18 en España, en casa. El Ale, ale, aleee, llenaba el aire, los Ole, ole, ole, Cholo Simeone, como si el Coliseum ya fuera el Wanda Metropolitano. Durante muchos minutos sólo eso, sus canciones, era lo que pasaba. El Atleti no convertía esa comodidad en ocasiones. Un verano después, otro más, sus virtudes siguen intactas (ser roca) pero también las carencias (la creación, el gol). Las ocasiones (o intentos, más bien) llegaban como suministradas por gotero.

A un córner de Fajir que se envenenó pero Molina no llegó a rematar respondió Carrasco con un libre directo que buscaba la escuadra de Guaita y no se encajó en ella por un palmo. Seguía el Atleti moviendo el balón de lado a lado, derecha, izquierda, y vuelta a empezar, tratando de encontrarle a un Getafe sin uñas algún resquicio atrás, bien plantado, sello Bordalás. Pero no podía. No había Ni siquiera pudo Griezmann, en un amago de sacarse la capa, con un intento de vaselina de volea tras un cambio de juego de Lucas (de lo mejor) que se fue fuera por milímetros, entre un ooohhh general.

Fue justo antes del descanso, cuando el Getafe dejó de ser estatua. Sólo tuvo que subirse a lomos de un japonés, Shibasaki, el fichaje más exótico del Getafe. También es bueno. Trenzó dos casis: una terminó en un córner cabeceado por Mora, otra en un remate de Pacheco. Con tan poco, ya había hecho lo mismo que el Atleti.

Lopetegui vio el partido en directo

Julen Lopetegui, seleccionador español de fútbol, acudió este viernes al palco del Coliseum Alfonso Pérez para presenciar en directo el partido amistoso entre el Getafe y el Atlético de Madrid. Lopetegui acudió junto a su segundo entrenador, Pablo Sanz, y ambos se marcharon del palco en el minuto 86 del encuentro.

Bordalás: “Entramos temerosos, pero estamos contentos”

¿Cómo valora el partido de Álvaro Jiménez y Gaku?

Álvaro ha estado a buen nivel. Es joven y tiene que mejorar las pérdidas en zonas de riesgo que pueden costar un gol. Gaku ha hecho un buen partido con mucha participación en el juego ofensivo. Le faltó un poquito en el último pase.

¿Está ya Shibasaki adaptado a su fútbol?

Es muy generoso en el esfuerzo y trabajo bien sin balón. Le falta pausa y nos puede dar mucho porque tiene fútbol en las botas y nos puede ayudar muchísimo.

¿Qué le pareció el partido de su equipo?

El equipo entró temeroso al partido. Hemos ido mejorando. Nos filtraron demasiados balones, pero corregimos cosas en el descanso. Físicamente al final bajamos. En conjunto hicimos un buen partido.

¿Qué le falta al equipo?

Todavía tenemos que mejorar cosas y conocernos un poquito más. Sabemos lo que le falta al equipo. Sabemos que no podemos traer todo lo que quisiéramos, pero estamos contentos con el equipo.

Queda una semana. ¿Está preparado el equipo para competir?

Hemos sido el equipo que menos tiempo hemos tenido en la pretemporada y estoy contento. Queda una semana y el equipo tiene buenas sensaciones con margen de mejora. Hay que estar tranquilos y la valoración es buena.

¿Qué les puede aportar el último fichaje, Amath?

Amath nos dará mucha velocidad. Trabaja bien los espacios y hay que aprovecharlo. Mucha ilusión, trabajo y desmarques.

Lucas: “Este año tenemos una cita con la Champions”

¿Cómo valora la pretemporada?

Venimos cogiendo ritmo poco a poco. Estamos trabajando muy bien. Llevamos seis años con el mister. Tenemos esta temporada retos muy bonitos y los estamos preparando.

¿Cómo están las piernas a una semana de empezar?

Las piernas están pesada pero bien,. Llevamos mucha carga de trabajo, pero el sábado llegaremos bien para afrontar el primer partido.

Se le vio muy cómodo en el lateral izquierdo.

Me veo cómodo de lateral y más de central. Como he repetido tantas veces intentaré hacerlo lo mejor posible donde nos toque jugar.

¿De esos retos que hablaba, cuál le motiva más?

Este año sabemos la cita que tenemos con la Champions e iremos a por ella y a por todos los títulos que disputemos.

Hay muchos rumores de fichajes. ¿Cómo lo llevan en el vestuario?

Sabemos de todo lo que se habla y de los rumores, pero estamos tranquilos. Los que están en el barco son los que deben sacar esto. Así lo vemos y los que se han decidido quedarse.

Cuando la segunda parte comenzó, Shibasaki seguía como al final de la primera. Alborotando el juego, un tormento para Savic. En él y los centros perfectos que Fajir sacaba de la bota en cada balón parado seguía creciendo el Getafe, ante un Atleti fiado sólo a las carreras de Carrasco. Pero estas ya no llegaban a ningún lugar, por mucho que las adornara con regates freestyle. El Geeeta, Geeeta, Geeta comenzó a escucharse alto. Fueron sus mejores minutos. El Atleti seguía igual. Incapaz de crear peligro.

Cuando Bordalás hacía debutar a Amath, ayer de aquellos, hoy de estos, Simeone llamaba a Griezmann para susurrarle algo. Lo que fuera, no cambiaría lo del campo. Los oooohh ahora eran para el japonés, tras un remate a la cepa desviado milímetros. Cuando Bordalás lo quitó, hubo ovación. Era el minuto 77 y, en el Atleti, ni una sola ocasión, tampoco un cambio. Espeso, espesísimo. No hace falta tele para contarlo, basta el recuerdo: como en tantos otros partidos estos últimos años.

Se fue el reloj al 90' sin que nada cambiara porque Torres envió alto un centro de Koke ante portería vacía. Era esa que siempre tiene el Atleti y suele entrar disfrazando a veces lo demás (falta de juego, falta de gol). Esta no entró, sin embargo. No pudo disfrazar la nada en Getafe. Quizá todo cambie en el primer partido de Liga, quizá lo haga cuando esté Saúl. Debería. En una semana ya no bastará con intentarlo, habrá que hacerlo, el gol.

0 Comentarios

Normas Mostrar