Estás leyendo

Las 9 razones por las que Diego Costa es el '9' ideal de Simeone

AStv

ATLÉTICO DE MADRID

Las 9 razones por las que Diego Costa es el '9' ideal de Simeone

El delantero del Chelsea sólo quiere jugar en el Atlético y el Cholo sólo quiere al hispanobrasileño para liderar el ataque rojiblanco. Una conexión que funcionó en la 2013-14 y que aún no se ha superado...

Simeone anhela tener por fin a Diego Costa de vuelta en el Atlético. Desde que hispanobrasileño se fue al Chelsea, el club ha tratado de reforzar la delantera con jugadores de nivel, pero ninguno ha hecho olvidar a Costa. En 2016 ya se intentó el regreso del de Lagarto y en 2017 parece que la operación puede tener éxito. Costa está poniendo todo de su parte y el Cholo tiene muchos argumentos para desear su fichaje...

Porque es un goleador

Lo imprescindible e innegociable: un delantero debe marcar muchos goles. Y Diego Costa cumple el requisito. El Atlético ganó la Liga 2013-14 catapultado por sus 27 tantos y llegó a la final de la Champions gracias a los ocho que logró. Se fue a la Premier y no se le ha olvidado. Fichó por el Chelsea y se llevó la Premier haciendo 20 goles; en la 15-16 bajó hasta 12 y en la última, de nuevo campeón con 20 tantos y 8 asistencias. Un 9 de 20 dianas es lo que exige el Cholo.

Por el estilo del Atlético

¿Qué aficionado atlético no recuerda aquellas carreras de Costa contra el mundo detrás de un balón? Diego es en sí mismo un recurso: si el Atleti está aculado y le cuesta salir, balón largo a su ariete. Y de pases que parecían inocuos nacieron muchos goles que él se guisó y se comió. No sólo eso, es un futbolista que aguanta bien de espaldas, que no escatima en hacer desmarques, que se faja en la presión como el primer defensa. Un catálogo de soluciones.

¿Y cómo casaría con Griezmann? El francés es un jugador muy listo, ratonero, de aprovechar los huecos que dejaría Costa, los balones peinados, los rechaces… Los estudios señalan que Diego tira más desmarques hacia su derecha y de Griezmann es conocida su omnipresencia por el campo. Caer a la banda izquierda, su sitio antes de que lo puliera el Cholo, no le resultaría ningún problema.

Por el juego aéreo

Cuando Diego vistió de rojiblanco, el Atlético era una máquina de hacer goles a balón parado, pero el equipo ha ido perdiendo efectivos que sumaban mucho en el juego aéreo: Miranda, Raúl García, Tiago, él mismo… Y el Cholo no sólo piensa en la estatura de sus futbolistas para hacer goles, sino también para defender. El 1,88 de Costa daría mucha tranquillidad a su entrenador.

Diego Costa, imponente en el juego aéreo.

Por su carácter

Diego Costa es cholismo puro. A veces se excede sobre el campo con algunos gestos inoportunos, pero en general es un futbolista que contagia energía a sus compañeros. Ya lo dijo también Lopetegui:Ese punto de agresividad positiva es necesario. Le queremos un poquito cabreado”. No se arruga ante ninguna situación ni ante ningún rival, no se ahorra una gota de sudor y es un guerrero; eso es lo que pide Simeone a sus jugadores. Los compañeros valoran muy positivamente tener gente así de su lado.

Por la afición

Diego Costa ya era un jugador querido por la hinchada colchonera, pero los últimos gestos del delantero lo han acentuado. Verle en Instagram con la camiseta rojiblanca no sentó bien entre la afición del Chelsea, como es comprensible, pero la declaración de amor al Atleti ha disparado la euforia: Diego Costa es uno más y hace campaña allá por donde va. El Wanda Metropolitano se lo hará saber cuando, si la operación no se tuerce, se reestrene como jugador atlético.

Diego Costa emitió en Instagram con la rojiblanca

Porque está con hambre

Costa tiene carácter ganador y siente que le debe una al Atleti, al que vendrá siendo un líder en el campo. Y está con ganas de exhibirse al primer nivel, porque además hay Mundial a final del próximo curso. El de Lagarto tuvo la opción de irse a China en enero a ganar mucho más dinero y en verano también ha tenido oportunidades, como la del Besiktas o cuando le ha tanteado el Milán para su ambicioso proyecto. Él quiere jugar en el Atlético, pero no piensa en que vestir de rojo y blanco sea un trampolín.

Porque ya conoce la ciudad, el club y el equipo

Cuando el Atlético se ha lanzado al mercado en busca de delanteros, la mayoría de las veces se ha generado la incógnita de cómo se adaptarían los jugadores a la exigencia del Atlético y de la Liga española, incluso al idioma. Era, por ejemplo, una de las dudas que planeaba el fichaje de Lacazette. Para Diego Costa sería una segunda etapa en el Atlético y le encanta Madrid, por lo que el periodo de adaptación lo tiene superado y aprobado.

Porque es su obra

Cuando Simeone empezó a trabajar con Costa en el Atleti, en el verano de 2012 y tras su cesión al Rayo, el delantero tenía 23 y no estaba clara su categoría como ariete. El Cholo confió en él, le dio confianza y galones y el futbolista rompió como goleador. La final de Champions de 2014, con Costa lesionado y aguantando apenas unos minutos, fue un bache en su relación, pero hay buena conexión y aquella foto que subieron juntos a las redes sociales lo demuestra. Y el disgusto que se llevó el entrenador en 2016 porque no llegó Costa lo confirmó. El Cholo es su padre deportivo, el delantero es la obra Simeone.

Simeone y Diego Costa, cenando juntos en noviembre de 2016.

Para lanzar los penaltis

Diego Costa no es infalible desde los 11 metros, no nos engañemos, pero se defiende. Y viendo los números del Atlético en la época reciente, no es poco. En su carrera, el ariete ha marcado 14 penaltis de los 19 que ha lanzado. Cuatro de esos cinco fallos fueron en la 13-14, la de la Liga del Atlético. Entre los marcados, queda para la historia el de Stamford Bridge que acercó al Atleti a la final de Champions de 2014.

0 Comentarios

Normas Mostrar