LEGANÉS

Mantovani busca compañeros de brazalete en el Leganés

Mantovani, con el brazalete de capitán del Leganés, detrás de Adrián en un partido contra el Eibar en Ipurua.

AMAIA ZABALO

DIARIO AS

La salida de Alberto Martín y Víctor Díaz deja vacantes los puestos de segundo y tercer capitán. En el Lega no se designan sólo por veteranía y Garitano tiene la última palabra
Leganés - Valladolid en directo: LaLiga Santander en vivo

Al Leganés se le han esfumado dos héroes. Dos de sus jugadores más carismáticos. Leyendas vivas del club pepinero que no continuarán este año bajo las órdenes de Asier Garitano. Uno es Alberto Martín, uno de los dos futbolistas del curso pasado que, junto con Mantovani —el primer capitán—, había ascendido con el club de Segunda B a Primera. El otro es Víctor Díaz, héroe del ascenso a la élite y autor del primer gol pepinero entre los mejores. Los dos, además, compartían una peculiaridad: en caso de que Mantovani no estuviera sobre el terreno de juego eran los encargados de portar el brazalete, ése que en el Lega está pintado con los colores de la bandera de la Comunidad de Madrid. Sin ellos, los blanquiazules buscan compañeros de capitanía para el argentino.

En Butarque hay una norma no escrita desde que Garitano llegó al banquillo que dice que el futbolista más veterano del grupo será el primer capitán. Los otros tres capitanes (el Leganés tiene cuatro) no serán asignados necesariamente por ser los tres siguientes en orden cronológico de llegada al club, sino que es el propio Garitano quien, en consenso con sus chavales, decide el resto de jefes de vestuario, sobre todo para cuando toque portar el brazalete, para cuando Mantovani no pueda jugar y tenga que ser otro el encargado de lucir las siete estrellas de la Comunidad de Madrid en representación de sus compañeros frente a rivales y árbitro.

Jon Ander Serantes, el segundo futbolista con más solera en el plantel, no será uno de ellos. Al entrenador no le gusta demasiado que un portero tenga estas funciones. Garitano quiere que esa responsabilidad recaiga sobre un jugador de campo para que pueda estar cerca del árbitro en las jugadas controvertidas o animar al grupo desde cerca en caso de necesidad, por poner dos ejemplos. Serantes fue el año pasado capitán en un único partido: ante el Barça en Butarque. Después de aquello, no volvió a portar el brazalete.

Sí lo hizo a finales de curso Alexander Szymanowski, uno de los pocos supervivientes del año que se ascendió a Primera. Ante el Betis, el argentino se estrenó en el ‘cargo’ con charla previa al partido (una arenga similar a la de su compatriota Mantovani) y doblete goleador. Fue una noche perfecta.

Con él, Timor o Gabriel podrían presentar su candidatura por mezcla de veteranía y galones. No se descarta tampoco que alguno de los futbolistas que llegaron la temporada pasada (Rubén Pérez, Tito, Rico, Guerrero, El Zhar…) pudiera ser designado dentro del escalafón de capitanes del Leganés en ésta, su segunda temporada en la élite.