ATLÉTICO

Lucas, detenido otra vez por quebrantamiento de condena

El jugador y su novia, que tenían una orden de alejamiento mutuo, se fueron juntos de vacaciones a Las Bahamas. Este miércoles declarará ante el juez, según El Transistor.

0

El jugador del Atlético de Madrid Lucas Hernández y su novia volvieron a ser detenidos por quebrantamiento de condena, según informó El Transistor de Onda Cero. Ambos prestaron declaración en la comisaría de Moratalaz y hoy acudirán a los juzgados de la Plaza de Castilla. El jugador y su novia, que tenían una orden de alejamiento mutua, retomaron la relación y pasaron unos días de vacaciones en las Bahamas. Cuando regresaban, a primera hora de la mañana, fueron detenidos por la Policía.

Lucas Hernández y su novia, Amelia de la O., fueron condenados por el Juzgado de lo Penal número 35 de Madrid a 31 de trabajos comunitarios por sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar. Además, el juez dictó una orden de alejamiento mutuo de seis meses y prohibió a la pareja la tenencia de armas de fuego a causa de la pelea que mantuvieron el pasado 3 de febrero. La Fiscalía pedía siete meses de prisión para Lucas Hernández por violencia machista y seis para su novia (cuatro por violencia en el ámbito familiar y dos más por daños en el vehículo del jugador).

La pelea se produjo de madrugada cuando el jugador regresaba al domicilio que ambos compartían. Su novia le esperaba en la calle y en cuando se detuvo el vehículo, se introdujo en él y se sentó en el asiento delantero del acompañante. Ahí se inició una fuerte disputa durante la cual Amelia arañó a Lucas en la cara y en el cuello con unas llaves.

Ambos salieron del vehículo y la chica comenzó a arañar el vehículo con las mismas llaves. Fue entonces cuando el jugador sujetó de la cintura a su novia. En el forcejeo, esta sufrió un golpe en la mandíbula y otro en el labio, que le produjo un hematoma, una contusión dorsal, un traumatismo torácico y laceraciones superficiales que sólo requirieron una primera asistencia y de las que se curó en cuatro días.

Sorprendentemente, ambos retomaron la relación, lo que ha provocado esta nueva detención por quebrantamiento de condena.