REAL MADRID-BARCELONA

El Clásico de los americanos: colosal Messi, soberbio Keylor

También fueron protagonistas Marcelo, con su polémico codazo, Casemiro, que pudo ser expulsado, y James, que hizo el tanto que ponía el empate a dos
España - Argentina: amistoso en el Wanda

El Clásico de los americanos: colosal Messi, soberbio Keylor

Real Madrid CF

Keylor Navas – El guardameta costarricense dio una exhibición en el que ha podido ser su último Clásico con la elástica blanca. Salvó el 1-3 en un mano a mano con Piqué y realizó antes dos intervenciones de mucho mérito a Paco Alcácer y Luis Suárez. Pudo hacer muy poco más en los tres tantos de los de Luis Enrique.

Marcelo – Gran partido del lateral brasileño que, como nos tiene ya acostumbrados, fue un puñal incansable en la banda izquierda madridista. Se convirtió además en protagonista por una acción en la que golpeó a Messi con el codo, provocándole una herida en la boca, por la que pudo haber visto la tarjeta roja.

Casemiro – El mediocentro fue claramente superado por Messi, que le volvió loco con su movilidad y regates. Debió ser expulsado tras un pisotón al argentino habiendo visto ya la amarilla, y acabó siendo sustituido por Zidane, que sacó a Mateo Kovacic en su lugar.

James Rodríguez – El colombiano apenas jugó diez minutos pero dio la cara en este Clásico. Firmó el empate a dos en una jugada en la que se anticipó la defensa y puso el balón en el único sitio imposible para Ter Stegen, justo encima de su cabeza. Pese a jugar pocos minutos, no paró de ofrecerse y dejó buena imagen.

FC Barcelona

Leo Messi‘La Pulga’ sacó la varita y cuando hace eso es imposible pararle. La defensa blanca intentó pararle una y otra vez pero no hubo forma. Dos goles que acaban con su particular sequía en los Clásicos, incluido uno de ellos en el descuento para dar los tres puntos y colocar a los de Luis Enrique líderes con un partido menos.

Luis Suárez – El delantero uruguayo luchó con la zaga madridista pero no tuvo su mejor día. En la única oportunidad de la que dispuso se acabó topando con un gran Keylor. El bloqueo que hizo en el 2-3 definitivo fue fundamental para que Messi disparara solo y la colocara pegada al palo.