FEDERACIÓN

Dura y amenazante carta de Castillón a Villar tras su despido

Onda Cero reproduce la misiva que le ha enviado el hasta hace unos días administrador de la FEF. El presidente le destituyó por el 'Caso Haití'. Ha cambiado la cerradura de su despacho.

0
Dura y amenazante carta de Castillón a Villar tras su despido
jesus rubio DIARIO AS

José María Castillón, hasta hace unos días administrador general de la Federación, ha enviado una dura y amenazante carta al presidente de la FEF, Ángel María Villar, acusándole de prácticas delictivas por su despido, según ha desvelado Onda Cero. En la misiva, el que fuera trabajador de la Federación desde hace 37 años es tajante con la labor del que ha sido su jefe durante los últimos 29 años. Le avisa de que irá a los juzgados contra él para "desenmascararle públicamente" en su "estrategia para eludir responsabilidades".

Castillón fue imputado recientemente, como adelantó AS el pasado 8 de febrero, en el 'Caso Recre' y podría tener también responsabilidades en la investigación que se está llevando a cabo en el juzgado número 4 de Majadahonda por el 'Caso Haití', en el que la Federación pudo haber desviado 1,2 millones de euros de una subvención pública que debía haber ido destinada a proyectos solidarios en 2011.

En la carta, Castillón explota contra Villar: "(...) Usted invoca un incumplimiento grave y culpable de mis obligaciones como administrador general de la RFEF, en relación con la gestión de una subvención finalista abonada por el CSD a esta Federación (...) Ha decidido prohibir mi acceso físico a las instalaciones de la FEF y ha ordenado cambiar la cerradura de mi despacho, impidiéndome de ambos modos acceder a objetos y documentos personales que yo tengo en ese despacho, en función de un cargo que ocupo desde hace 37 años. (...) Y le adelanto por este medio fehaciente que esas tres decisiones son nulas de pleno Derecho, posiblemente constitutivas de delito (a mi juicio, hay indicios de prevaricación, preconstitución de pruebas falsas, coacciones, mobbing, sin perjuicio del análisis específico que ya están analizando mis abogados), absolutamente injustificadas y personalmente vergonzantes.

Castillón le informa de los pasos a seguir: "Voy a ejercer todas las acciones legales que me reconoce el ordenamiento jurídico para combatir, ante las jurisdicciones social, civil y penal, esa decisiones injustificadas e injustificables, y para desenmascarar públicamente la estrategia de huida e incriminación a terceros que está usted realizando para eludir responsabilidades que se le están exigiendo desde los distintos juzgados por la gestión desleal que ha realizado de la RFEF".

Por último, Castillón se dirige a Villar para mostrar su sorpresa por su decisión de destituirle y, sobre todo, por las formas tras la amistad que han mantenido durante tres décadas: "(...) Me parece personalmente vergonzoso que no me lo comunique cara a cara. Puede estar seguro de que esa falta de valentía y lealtad ha sido muy comentada en los ambientes deportivos y que seguro que va a pesar en la confianza de aquellos a los que usted pretende solicitar el voto como candidato a un nuevo mandato en la presidencia de la Federación. (...) Me han notificado esta carta de despido cuando yo me encontraba en situación de baja laboral, médicamente ordenada a la vista de la situación de estrés, ansiedad y depresión que me han causado, a mis 80 años de edad, los actos de mobbing sistemático que he recibido de usted".

Por último, avisa: "Y créanme que han sido numerosas las personas que me ha ofrecido su testimonio y colaboración por si necesito acreditar cómo funciona en la práctica el régimen presidencialista de la RFEF. (...) Es público y notorio que esa carta es la culminación de una estrategia de mobbing laboral contra mí que ha estado dirigiendo con la manifiesta finalidad de que yo me reconociera culpable de los hechos que están siendo objeto de investigación y poder comparecer derivando hacia mí las responsabilidades que sólo a usted le competen".