Irureta le ha costado cinco partidos al Zaragoza

REAL ZARAGOZA

Irureta le ha costado cinco partidos al Zaragoza

Irureta le ha costado cinco partidos al Zaragoza

ALFONSO REYES

DIARIO AS

Los errores del portero han sido determinantes frente al Girona, el Numancia y el Levante y en los dos partidos contra el Lugo. También falló en el segundo gol del Elche.

El Real Zaragoza completó frente al Levante su mejor partido de la temporada y sólo un error de Irureta le privó de sacar un resultado positivo. No es la primera vez. En lo que se lleva de temporada, el guardameta vasco le ha costado al Zaragoza cinco partidos, contando el del pasado sábado. Cinco encuentros en los que los fallos del guardameta vasco han sido determinantes en el resultado final.

El primero de todos ellos no se hizo esperar. En la segunda jornada de Liga, el Zaragoza se imponía por 1-3 al Lugo. Restaban veinte minutos para la conclusión del choque, cuando una falta de entendimiento entre Cabrera e Irureta sirvió en bandeja de plata el 2-3 a Joselu. El conjunto gallego reaccionó y terminó empatando un partido que el Zaragoza tenía prácticamente ganado.

Ya en la séptima jornada, el equipo aragonés visitó al Numancia. Juan Muñoz adelantó al Zaragoza, pero al filo del descanso Irureta permitió que Manu del Moral rematara de cabeza en el área pequeña para empatar el encuentro. Dicho tanto afectó anímicamente a los aragoneses, que terminaron perdiendo el choque. El portero volvió a fallar tres partidos después en el segundo gol del Elche al escapársele el balón de las manos en un centro lateral a media altura, dejando la pelota a los pies de Nino, que sólo tuvo que empujar a puerta vacía.

Dicha acción no fue determinante en el resultado, ya que el Elche se fue ganando 0-3 al descanso, pero propició la suplencia del guardameta en el último partido de Milla. Agné lo mantuvo en el banquillo hasta el partido contra el Oviedo y ya contra el Girona volvió a errar en el primer gol de los catalanes al tragarse el cabezazo de Sandaza, preocupándose más de pedir una falta inexistente que de atrapar el balón.

Irureta volvió a ser determinante tres semanas después en La Romareda cuando el Zaragoza ganaba 1-0 al Lugo en el descuento, ya que el guardameta pudo hacer mucho más en su estirada para intentar detener el disparo de Fede Vico desde fuera del área. Por último, y por tercer partido consecutivo en La Romareda, el portero falló frente al Levante cuando el Zaragoza estaba dominando con 0-0 en el marcador. Morales centró al área, Roger rozó levemente el balón con el pie y a Irureta, medio arrodillado, se le escapó el balón de las manos.

0 Comentarios

Normas Mostrar