Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

MERCADO DE FICHAJES

El 11 de los peores fichajes de invierno de la historia de LaLiga

Tres fichajes del Barcelona, dos del Madrid y del Atlético y uno del Villarreal, Valencia, Sevilla y Deportivo forman el peor once del mercado de invierno en España.

El 11 de los peores fichajes de invierno de la historia de LaLiga
Diario AS

Acudir al mercado de invierno no siempre es una buena solución. A veces el remedio es peor que la enfermedad y se acaban trayendo jugadores que no rinden y que luego cuesta colocar en otros equipos cuando no se cuenta con ellos en el proyecto. Tres fichajes hechos por el Barça, dos del Atlético y del Madrid y uno del Sevilla, Valencia, Deportivo y Villarreal formarían el peor once de las incorporaciones que se han realizado en esta ventana en la historia de la Liga.

Pletikosa (Deportivo)

Una grave lesión de Fabricio obligó al Depor a buscar un portero en el mercado de invierno de la pasada temporada. El portero croata llegó con 37 años, estaba sin equipo y firmó por 6 meses con la posibilidad de firmar otra si jugaba un mínimo de partidos. Solo participó en dos partidos y encajó seis goles. Se retiró en verano.

Bogarde (Barcelona)

Van Gaal lo rescató del Milán a mediados de la temporada 97/98. El defensa había formado parte del Ajax que se proclamó campeón de Europa en 1995 de la mano del entrenador holandés. En tres temporadas jugó 54 partidos, entre los que tuvo actuaciones realmente desastrosas. Su peor momento llegó cuando Van Gaal lo sustituyó en el minuto 20 de un partido de Champions en Suecia tras haber cometido varios errores graves.

Eller (Atlético)

El central brasileño fichó por el Atlético en enero de 2007 por 1,5 millones y abandonó el club en verano de 2008, como uno de los jugadores más criticados por la afición colchonera. Acabó muy mal con la entidad rojiblanca, a la que estuvo a punto de denunciar ante la FIFA por un impago de 500.000 euros.

Siqueira (Valencia)

El lateral llegó cedido del Atlético al Valencia. En el Calderón no había rendido como se esperaba y era el eterno suplente de Filipe Luis. En el Valencia su rol no ha mejorado excesivamente. Es suplente de Gayá y las lesiones tampoco le han respetado mucho. En todo el año 2016 ha jugado solo 17 partidos.

Stevanovic (Sevilla)

El Sevilla fichó a esta jovencísima promesa serbia en 2013 por 1,5 millones de euros. No destacó nada. Tan solo jugó 7 partidos y se fue en verano cedido, primero al Elche, y luego al Deportivo de la Coruña. Ahora milita en un equipo de Bosnia.

Amunike (Barcelona)

Amunike en su presentación.

Amunike en su presentación.

Llegó al Barça en el parón invernal de la temporada 1996/97 tras haber despuntado con Nigeria en los Juegos Olímpicos de Atlanta. En tres temporadas apenas superó la veintena de partidos y ahora es motivo de burlas y chistes (protagonizó un anuncio de coches riéndose de él mismo). En la actualidad es más recordado por el grito "Luis Enrique, tu padre es Amunike", que por su carrera.

Elías Mendes (Atlético)

Un fracaso que le costó al Atlético 7 millones de euros. En dos temporadas jugó solo 18 partidos. Al menos, Elias dejó un beneficio económico. El Sporting de Portugal dejó en las arcas rojiblancas 8,5 millones de euros, 1,5 más de lo que el Atleti pagó al Corinthians.

Faubert (Real Madrid)

Probablemente sea el mayor fiasco de la historia de los fichajes de invierno. El Madrid quería un extremo derecho que pudiera jugar en la Champions y se fijaron en Valencia. Ante la imposibilidad de firmar al ecuatoriano, el Madrid cerró la cesión de Faubert a última hora. Jugó sólo 78 minutos y en la memoria de la afición queda la imagen del jugador echándose una siesta en el banquillo con el partido en juego.

Cassano (Real Madrid)

El Madrid pagó a la Roma 5,5 millones de euros por Cassano y lo vendió como el fichaje de un crack mediático en invierno. Debutó con gol ante el Betis pero el italiano llegó muy pasado de peso. Se fue a la Sampdoria tras ganar la liga del 'Clavo Ardiendo' con Capello, aunque apenas participó. En un año y medio jugó un total de 29 partidos en los que marcó cuatro goles.

Antonio Cassano y Thomas Gravesen.

Maxi López (Barcelona)

El Barcelona le pagó en el mercado de invierno de las 2004/2005 a River Plate 6 millones de euros por Maxi López, entonces, una estrella emergente del fútbol argentino. Estuvo esa media temporada y otra más en el club azulgrana antes de salir cedido por la puerta de atrás al Mallorca. Su balance en el Barça fue de dos goles en 19 partidos.

Palermo (Villarreal)

El fichaje de Palermo por el Villarreal fue todo un hito histórico para el club castellonense. Fue el primer gran fichaje mediático de Fernando Roig, que convenció a la estrella de Boca Juniors, que venía de marcarle dos goles al Madrid en la Intercontinetal, para fichar por un equipo que peleaba por no descender. Aunque no hizo del todo malos números en su primer medio año (marcó 6 goles) nunca fue lo que se esperaba de él. En 2003 recaló en el Betis, donde sólo marcó un gol, y en 2004 en el Alavés.