ESPANYOL

El caso del adiós de Demichelis

Las convocatorias del jugador con Argentina fueron el detonante del distanciamiento entre ambos. El jugador había asegurado que renunciaría.Espanyol-Tenerife

El caso del adiós de Demichelis

Martín Demichelis dejará de ser jugador del Espanyol en los próximos días (incluso podría dejar de serlo hoy mismo) en una de las contrataciones menos productivas de la historia más reciente blanquiazul. El jugador, que ha cumplido este mismo mes 36 años, llegó de la mano de Quique Sánchez Flores, aunque finalmente la relación entre ambos se ha enfriado hasta el punto de que el central argentino ha decidido tomar otro camino ante la falta de oportunidades que le ha dado el entrenador. ¿Por qué se ha producido este desencuentro?

La idea de Demichelis después de dejar el Manchester City era la de regresar a su país, tras una carrera labrada en Europa durante más de una década (Bayern, Málaga, Atlético y el club inglés). De golpe, recibió la llamada del entrenador blanquiazul, que buscaba centrales experimentados y se enteró de la visita a Barcelona de Demichelis. En la conversación entre ambos, el central explicó que dejaría la selección argentina con tal de centrarse en el Espanyol y poder, ya a su edad, rendir al máximo de sus posibilidades. Esas conversaciones se produjeron la segunda semana de agosto. Argentina, unos días antes, había cambiado de seleccionador, y esa decisión cambió todo.

La problemática. El 9 de agosto se hizo oficial la contratación del jugador. Curiosamente, el central recibió la llamada de Edgardo Bauzá, nuevo seleccionador de la albiceleste, rogándole que acudiera, que le iba a citar, que era su primera convocatoria y la primera vez que acudía Leo Messi después de que hubiese anunciado a finales de junio que quería dejar la selección. Demichelis lo habló con Quique y acudió, aunque no participó en los dos partidos, aún faltó de preparación (de hecho, hasta octubre no jugó un encuentro oficial).

No obstante, las convocatorias se fueron sucediendo y el jugador llegó a debutar antes con Argentina que con el Espanyol: lo hizo ante Paraguay el 12 de octubre. Una semana después, se estrenó con el equipo perico ante el Eibar, el día que más temblor despertó la defensa blanquiazul en la primera parte (3-3). Esa era la idea de Quique después de la lesión de Óscar Duarte. Jugar con Demichelis de central y pasar a David López al mediocampo, aunque no cuajó ni tampoco tuvo continuidad, pues el canterano se consolidó y el equipo logró una racha de siete encuentro sin recibir un gol que le sacó de la zona baja y lo situó en media tabla.
A partir de ahí, y aunque el argentino jugó los últimos minutos en el triunfo ante el Betis (0-1), se quebraron las intenciones del técnico de alinearlo y del jugador de seguir en el proyecto blanquiazul. Demichelis, un jugador que siempre ha cuidado su preparación física (tiene un nutricionista propio), dejó de contar y Quique ya ni lo incluyó en la convocatoria para jugar ante el Alcorcón.

Demichelis reducirá el límite salarial del Espanyol, aunque Jordi Lardín ya ha explicado que esto no supondrá la llegada automáticamente de un futbolista ya que para que haya una entrada primero se debería producir una venta. Los jugadores que podrían salir en estas condiciones serían Pape Diop (por eso no garantizó su continuidad en su última conferencia de prensa) y Felipe Caicedo, aunque es difícil que llegue una oferta que seduzca al punta. Quien si coge las maletas es Demichelis, la historia de una falta de entendimiento entre ambos.