AS COLOR: Nº 40

Celtic vs. Rangers, la rivalidad más religiosa del mundo

El enfrentamiento se conoce como ‘The Old Firm’. Católicos contra protestantes, proirlandeses contra partidarios del imperio británico

Celtic vs. Rangers, la rivalidad más religiosa del mundo
DAVID MOIR REUTERS

Sir Alex Ferguson dijo en una ocasión: “Hay gente que insiste en que otras rivalidades futbolísticas pueden generar tanta intensidad como los choques entre Rangers y Celtic… Creédme, no hay nada comparable”. Palabra de un hombre de fútbol nacido en Govan, Glasgow.

La rivalidad entre los escoceses del Celtic de Glasgow y del Glasgow Rangers va más allá de lo deportivo. Enfrenta a católicos contra protestantes, irlandeses contra unionistas, republicanos contra nacionalistas, trabajadores contra burgueses. Ambos equipos son los más laureados de Escocia. Este enfrentamiento se denomina ‘The Old Firm’, pero desde el 14 de junio de 2012, fecha en la que desapareció el Glasgow Rangers por una deuda de 25 millones de euros (en la actualidad refundado como Rangers FC y juega en la Third Division), no se volverá a repetir.

El Celtic nació en 1887 y jugó su primer partido en 1888. Fue fundado en St. Mary’s Church Hall, en Calton, Glasgow, por el hermano Walfrid, un marista irlandés, con la intención y el objetivo de recolectar recursos para un comedor comunitario para los irlandeses llegados como inmigrantes católicos a Escocia. De modo que se convirtió en el equipo tradicional de los irlandeses, católicos y de izquierdas y tiene como escudo el Trébol de cuatro hojas, al igual que Irlanda.

Partido entre Celtic y Rangers el 6 de febrero de 2011.Partido entre Celtic y Rangers el 6 de febrero de 2011.

Enfrente estaba el Rangers, que en un principio no tenía connotaciones religiosas y políticas,  pero que rápidamente las tomó para demostrar al resto de escoceses que era el club que representaba al protestantismo. El club fue fundado en 1872 por los hermanos Peter y Moisés McNeil, William McBeath y Peter Campbell. Los fundadores decidieron llamarlo Rangers por el nombre de un club de rugby inglés, aunque ellos eran aficionados al remo. Sin embargo, algunos consideran que la fecha real de la fundación del Rangers fue 1873, año en que se produjo la primera reunión anual del club y los primeros miembros fueron elegidos.

La rivalidad entre estos dos equipos dividió la ciudad. Los seguidores del Celtic representaban a los inmigrantes irlandeses y sus descendientes, a los católicos, republicanos y sectores más pobres, mientras que los del Rangers estaban formados por protestantes, unionistas partidarios del imperio británico y de la élite de la ciudad. Una rivalidad que llegó a su punto álgido cuando el astillero Harland and Wolff se negó a contratar católicos en 1912 (gran parte de los simpatizantes del Rangers eran trabajadores portuarios).

Fans del Celtic y Rangers.Fans de Celtic y Rangers.

El duelo directo entre Celtic y Rangers se denomina ‘The Old Firm’ (la vieja empresa). En 1909, en una final de la Copa de Escocia, el partido entre ambos terminó en empate y, como no había ni penaltis ni prórroga, se pasó a un segundo partido, que también transcurría por el camino de la igualada, así que la afición de ambos equipos que estaba en Hampden Park invadió el campo indignada por el olor a amaño, se suspendió el partido y la Copa quedó desierta. El periódico ‘The scottish Referee’ denominó el derbi escocés como ‘The old firm of Rangers-Celtic Ltd’ (Antigua empresa del Rangers-Celtic S.L.) por la sospecha de que los partidos estaban arreglados para generar una nueva taquilla. Desde entonces se bautizó como ‘Old Firm’. Es decir, ambos clubes se beneficiaban económicamente de la rivalidad que se profesaban. Hasta el punto de que fuera del campo negocian todo de forma conjunta: los patrocinios, los derechos de televisión e, incluso, la petición de ingresar en la Premier inglesa. Han compartido patrocinador en sus camisetas por el miedo de las empresas a identificarse con una hinchada y ganarse el sabotaje de la otra.

En las gradas de Celtic Park ondean banderas irlandesas, insignias del IRA y están hermanados con aficiones de izquierdas como la del St. Pauli alemán, el Livorno italiano y el Liverpool inglés, hasta el punto de tomar como propio el famoso himno ‘You’ll never walk alone’. Mientras que los hinchas del Rangers portan símbolos del Reino Unido, ‘The Union Yack’ está hermanada con el Chelsea de Londres. De este modo, cuando se juega ‘The Old Firm’, no se ve ninguna bandera escocesa en el estadio. El duelo escocés ha generado tantos incidentes a lo largo de su historia que obligó a tomar severas medidas: se determinó que se jugaría en horario de mediodía (para evitar que los hinchas dispusieran de mucho tiempo para emborracharse) y se prohibió la venta de alcohol en todos los bares de Glasgow y en el estadio antes y durante el partido.

El Rangers tiene más títulos en liga escocesa, sin embargo el Celtic tiene el honor de ser el primer club británico y único escocés en ganar una Copa de Europa. Fue en 1967, ante el Inter de Milán, en Lisboa (2-1). Y los jugadores que ganaron aquel título, liderados por el capitán Billy McNeill y dirigidos por Jock Stein, son recordados como ‘Los leones de Lisboa’. Todos ellos habían nacido en un radio de 30 millas alrededor del estadio. Aquella temporada, el Celtic ganó todas las competiciones en las que participó: la Copa de Europa, la liga, la Copa escocesa, la Copa de la liga y la Copa de Glasgow.

Expulsión de Mark Hately, del Rangers, durante un partido contra el Celtic.Expulsión de Mark Hately, del Rangers, durante un partido contra el Celtic.

Esta rivalidad escocesa entre católicos y protestantes ha provocado también numerosas historias, anécdotas y adeptos famosos. Del Celtic son incondicionales Rod Stewart, los hermanos Gallagher de Oasis, Bono o Liz Taylor. Del Rangers: Sean Connery, Robby Fowler, Frank Lampard y el golfista Colin Montgomery.

Una de las polémicas más famosas de la rivalidad entre ambos equipos surge en torno a la figura del jugador Mo Johnston. El Rangers tenía como política no escrita no contratar jugadores católicos para su equipo, pero con la llegada en la década de los 80 del entrenador Graeme Souness, éste hizo saber a los dirigentes que aquella filosofía de fichar sólo jugadores protestantes mermaba el potencial del equipo, además de ser vista como discriminatoria y sectaria. Así que en 1989 fichó a Maurice Mo Johnston, exfigura del Celtic, que cambió de equipo con una parada intermedia en el Nantes francés. Así Mo se convirtió en el primer católico en el Rangers desde la Segunda Guerra Mundial. Aquello generó un odio irreparable en la afición de su exequipo, que le consideraba un traidor, y tampoco fue bien visto entre la afición de Ibrox, por su pasado Celtic. Johnston, odiado en toda Escocia, sólo aguantó dos temporadas y huyó a Liverpool para jugar en el Everton.

Otro exponente de la rivalidad de los equipos de Glasgow fue el por tero polaco del Celtic, Artur Boruc. En una ocasión fue sancionado por santiguarse al entrar al campo, puesto que lo consideraron como una incitación a la violencia. Como respuesta, tras la disputa de un derbi, el portero lució una camiseta con la foto de su compatriota el Papa Juan Pablo II que decía: ‘Dios bendiga al Papa’, mientras celebraba el triunfo.

Colin Hendry, del Rangers, y Lubomir Moravcik, del Celtic.Colin Hendry, del Rangers, y Lubomir Moravcik, del Celtic.

Pero la parte más trágica de estos duelos tiene entre otros el nombre de un jugador: John Thompson, portero del Celtic. El 5 de septiembre de 1931, durante un encuentro entre Celtic y Rangers en el Ibrox Stadium, Thomson y un jugador del Rangers, Sam English, fueron por la pelota al mismo tiempo y la cabeza de Thomson chocó con la rodilla de English, fracturándose el cráneo. Thomson fue sacado del campo en camilla. El partido siguió y terminó con un 0-0. Thomson, que tenía 22 años, murió en el Hospital Victoria.

La otra gran tragedia que rodea un ‘Old Firm’ sucedió el 2 de enero de 1971. En el minuto 89, el Celtic marcó el 0-1, y algunos aficionados locales comenzaron a abandonar el campo, sin  embargo, Colin Stein anotó ‘in extremis’ el empate para los Rangers, lo que provocó una avalancha en la escalera 13 que dejó 66 víctimas mortales, todos ellos muertos por asfixia, entre ellos, muchos niños. Para recordar la tragedia de 1971 se construyó en 2001 una estatua de John Greig, capitán de los Rangers en aquel partido, con una placa con los nombres de todos los fallecidos.

La última muestra de una rivalidad mal entendida tiene como protagonista al técnico del Celtic, Neil Lennon, norirlandés, católico, republicano y antes capitán, quien al acabar un partido de Copa ante el Rangers (3 de marzo 2011) se enzarzó en una pelea con McCoist, entonces segundo entrenador. En el partido, tres jugadores del Rangers habían sido expulsados, lo que provocó incidentes en las gradas, con 34 detenidos. El primer ministro escocés, Alex Salmond, tuvo que inter venir: “Las imágenes vergonzosas que vimos en televisión no pueden ser  ignoradas. El gobierno discutirá con la policía todas las medidas necesarias, y entrenadores y jugadores no tienen que olvidar que sus acciones representan a toda Escocia”. “El nivel de violencia no se puede aceptar más. Tal vez podría pensarse en jugar dos o tres veces a puerta cerrada a ver qué sucede”, dijo Stephen House, director de la Policía. “Sencillamente, no tenemos dinero para afrontar esto. Todos los que están en esto tienen que sentarse y reflexionar. Esta locura no puede seguir”, dijo Les Gray, director de la federación de la policía escocesa. “Lo que sucede en la cancha se reproduce en toda Escocia, en las calles, en los pubs, en las casas. No se puede seguir así”, añadió Gray. Meses después se supo que Neil Lennon era el destinatario de varios paquetes bomba que fueron interceptados por la Policía.

Un jugador español, Nacho Novo (Ferrol, 1979), ha sufrido en carne propia la animadversión de la hinchada rival, la del Celtic. El español llegó a Escocia en 2001, cuando fichó por el Raith Rovers, de la First Division, un año después le contrató el Dundee United y en 2004 firmó con el Rangers donde permaneció hasta 2010. Se convirtió así en héroe para el equipo protestante y en villano para los católicos. Nacho ha llegado a contar en varias ocasiones que todos los días una gran cantidad de seguidores del Celtic le desean la muerte a él y a sus hijos por Twitter. El gallego es un héroe para el Rangers, porque un gol suyo, el 22 de mayo de 2005, le dio el título a su equipo. Cinco minutos antes de que Novo marcara al Hibernian, el Rangers daba por perdido el campeonato y el Celtic, que había empezado la jornada con dos puntos de ventaja, era virtual campeón. Los católicos iban ganando 0-1 en casa del Motherwell, pero terminaron perdiendo por 2-1, de manera que el solitario gol de Novo le dio al Glasgow Rangers su título número 51 de liga y pasó a formar parte de su santuario.

Por el momento, no habrá más ‘Old Firm’ en la liga escocesa, salvo en Copa, pero ni la sanción administrativa más severa ha podido con la fidelidad de los hinchas del Rangers, que en su partido de debut en la Third Division (correspondiente a la Cuarta división), congregó a 49.118 personas en Ibrox Park.