EIBAR

Gálvez: "Podía jugar la Copa, pero decidimos evitar problemas"

El defensa andaluz protagonizó una anécdota curiosa en Gijón. Parecía que estaba sancionado y fue descartado a última hora para no cometer alineación indebida.

Alejandro Gálvez, jugador del Eibar.
amaia zabalo DIARIO AS

Leganés vs Eibar

Se acerca el final del 2016, ¿cómo resumiría su estancia en Eibar hasta ahora?

Desde mi llegada al club todo ha sido espectacular. Me siento como en casa y el trato de los compañeros o miembros del cuerpo técnico es excesivamente bueno. Agradezco mucho ese cariño recibido, hay un ambiente magnífico. Si a ello le añadimos que llevamos una puntuación elevada realizando además grandes actuaciones las perspectivas para este próximo año son positivas.

¿Cuáles fueron los motivos que le hicieron aceptar la oferta armera pudiendo marcharse al Granada? Algunos paisanos no lo consiguen comprender.

Respeto todas las opiniones. La gente puede estar molesta porque no haya ido. Evidentemente, había motivos razonables para rechazar esa propuesta, aunque ahora mismo prefiero apartarlos. Ha pasado bastante tiempo. A todo el mundo le gusta jugar en casa. Sin embargo, sigo pensando que he acertado. Mostraron un interés firme, yo también quería venir aquí, tenía referencias previas y por esas razones me terminé decidiendo.

¿Está satisfecho con lo que ha aportado personalmente al equipo?

Empecé disputando seis jornadas completas. Luego, desgraciadamente, me lesioné y tuve que parar. Los demás compañeros lo hicieron bien, perdí la titularidad. Ahora tengo otra oportunidad de seguir siendo importante dentro del equipo. Por el momento, estoy contento con mis participaciones.

¿Qué sucedió con la supuesta sanción en Copa?

Cuando me lo comentaron viví momentos angustiosos. Era una situación muy incómoda para todos. Olvidamos que acabé la última Copa con tres amarillas. Debía perderme un encuentro en Alemania, pero nadie sabía eso. Estaba lesionado y se cumplió esa sanción. Finalmente, por si acaso, decidimos evitar cualquier posible problema quedándome sin saltar al campo, aunque no habría ocurrido nada.

En esa eliminatoria los menos habituales demostraron estar preparados para cuando se les necesite.

Tenemos una plantilla formada por futbolistas con mucha predisposición. Da igual quién juegue, hay muchísimo nivel y la competencia es alta. Se nota en cada entrenamiento o partido.

Encaran las últimas citas de la primera vuelta asentados entre los puestos tranquilos del campeonato liguero

Estamos fuertes en Ipurua. Debemos continuar así, exigiéndonos al máximo. Algunas experiencias recientes nos hacen mantenernos alerta. Además, esta temporada me recuerda bastante a los dos años del Rayo, donde también coincidí con Arbilla y Adrián. Ambas entidades son parecidas. Pequeñas, pero trabajan como las grandes. Entonces logramos clasificarnos para Europa, si bien por problemas económicos no pudimos disfrutar de ese premio. Ojalá podamos repetirlo, yo miro hacia arriba siempre.