Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Real Zaragoza

17' Ángel

50' Ángel

73' Sale Xiscu entra Dongou

83' Sale Javi Ros entra Morán

87' Morán

88' Sale Lanzarote entra Casado

Oviedo

4' Sale Michu entra Pereira

27' Christian Fernández

43' Héctor Verdés

44' Sale Linares entra Gil

49' Gil

75' Sale Susaeta entra Varela

85' Varela

ZARAGOZA 2 - OVIEDO 1

El Zaragoza se rehabilita con dos goles de Ángel ante el Oviedo

Un fallo clamoroso de David Fernández y la autoexpulsión de Verdés facilitaron el triunfo de los de Agné. El Zaragoza sale de abajo y el Oviedo abandona los puestos de playoff.

Para el Zaragoza, se trataba de ganar por encima de todo, y la victoria frente al Oviedo le salva, nada menos, que de una segunda crisis en apenas dos meses. El triunfo no le saca de pobre, pero eleva al equipo aragonés hasta la mitad de la tabla, a tres puntos del playoff, y le evita seguir mirando de reojo a la cola de la clasificación. Era un partido más importante de lo que parecía y el Zaragoza lo sacó adelante ayudado en gran medida por un error grosero de David Fernández y por la merecidísima expulsión de Verdés, al que se le salió la cadena con Lanzarote al filo del descanso.

Agné preparó una mini revolución frente al Oviedo, con relevo en la portería ––Irureta por Ratón––, Bagnack en el lateral derecho y Xiscu como volante zurdo. Tres sorpresas que se sumaron a los cantados retornos de Marcelo Silva y Javi Ros para intentar agitar a un equipo que se había desmoronado en Cádiz. Xiscu, que se presentaba en La Romareda tras unos minutos frente al Mirandés y el Cádiz, ofreció una actuación interesante, con desparpajo y decisiones fiables. Lejos de asustarse, estuvo participativo y la parroquia le despidió con una buena ovación. En el fútbol, como en la vida, las soluciones a las ausencias aparecen cuando menos se esperan.

Al Oviedo, que presentaba un historial negro en Zaragoza en sus visitas en Segunda, se le empezó a torcer el partido al poco de empezar, al quedarse sin Michu a los cinco minutos por un pinchazo muscular. Fue, quizá, un anticipo de la desgracia que le vendría encima. Aunque es sobradamente sabido que el conjunto de Hierro se vuelve muy vulnerable cuando hace las maletas y abandona el Principado.

El miedo guardó la viña en los dos equipos, más preocupados de no equivocarse que de acertar. Pero los errores mayúsculos están a la orden del día en Segunda División y el Zaragoza, que tanto ha concedido a los contrarios en esta primera vuelta del campeonato, se aprovechó de un regalo del Oviedo para adelantarse a los 18 minutos. El gol surgió de un despeje larguísimo de Irureta, que no acertó a controlar el central David Fernández, sin nadie que le incomodase, y del que se aprovechó Ángel para batir al portero con un disparo cruzado. Un gol de pícaro, tan imprevisible para Hierro como imprevisto para Agné.

Antes y después del 1-0, la primera mitad tuvo mucho de forcejeo sostenido, pero acabó siendo del Zaragoza, que pudo sentenciar en un remate de Ángel que atajó Juan Carlos (36’) y que acabó con Verdés en la ducha por una entrada violentísima sobre Lanzarote (43’).

Con un gol en contra y un jugador menos, al Oviedo le esperaba una segunda parte a la desesperada, pero todavía se le complicó más cuando a los cinco minutos de volver del descanso, y tras una gran jugada entre Lanzarote y Cani, Óscar Gil, el relevo del expulsado Verdés, derribó a Ángel dentro del área. Penalti claro. Y ejecución precisa del grancanario, que firmó su noveno gol de la temporada.

El Oviedo, empujado por Lucas Torró, no bajó nunca los brazos y acabó apretando hasta el final, pero a lo más que le alcanzó fue a acortar distancias con un lanzamiento de falta de Varela en el minuto 86.