TURQUÍA

Aumentan a 44 los fallecidos por el doble atentado junto al estadio del Besiktas

Una explosión ha sacudido hoy la zona cercana al estadio sembrando el pánico. "La bomba estalló en el lugar donde se encontraban nuestras fuerzas de Policía", ha indicado un ministro. Barcelona-Atlético

El ministro del Interior de Turquía, Süleyman Soylu, anunció hoy que los fallecidos por el doble atentado de anoche en Estambul han aumentado a 44 y hay 155 heridos. Soylu afirmó que de los 44 fallecidos, un mínimo de 30 son policías y que los indicios apuntan que el ataque fue perpetrado por el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Antes de que la cifra aumentase desde los 38 a los 44 fallecidos, el ministro del interior declaraba que "Tenemos 38 muertos: 30 policías, siete civiles y la identidad de una persona todavía tiene que ser determinada".

Soylu dijo que las primeras evaluaciones apuntan al PKK y que hay 13 detenidos relacionados con el doble atentado.

En unas declaraciones anteriores, el ministro ya había anunciado el arresto de 10 personas por su vinculación con el coche bomba que estalló en las inmediaciones del estadio del Besiktas. "Tenemos información sobre cómo sucedió y cómo se organizó, pero no podemos decir más porque las operaciones están en curso", indicó.

155 heridos; 14 graves

Por su parte, el ministro de Sanidad, Recep Akdag, dijo que había 155 heridos hospitalizados, de los que 14 se encontraban en cuidados intensivos.

Poco antes, el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, ya había dicho que los indicios apuntaban a la autoría del PKK.

Kurtulmus aseguró que el objetivo eran las fuerzas de seguridad y que en el coche bomba se utilizaron al menos 300 o 400 kilos de explosivos.

Los atentados

El primer ataque tuvo lugar sobre las 19.30 GMT, cuando un coche bomba estalló cerca de un vehículo de transporte de la policía antidisturbios situado frente al estadio del Besiktas.

Unos 45 segundos más tarde, un suicida se hizo explotar en medio de un grupo de policías en el cercano parque de Maçka.

Las dos deflagraciones ocurrieron unos 90 minutos después del final del partido que disputó el Besiktas con el Bursaspor, cuando los espectadores ya habían abandonado el recinto.