REAL SOCIEDAD | OYARZABAL

“El del Barça fue uno de los días más felices de mi vida”

El canterano de la Real Sociedad recuerda con cariño la victoria del año pasado contra los blaugranas, donde se impusieron por 1-0 con un gol suyo.
Real Sociedad-Las Palmas

El canterano de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal recuerda con cariño la victoria del año pasado contra el Barcelona, donde se impusieron por 1-0 con un gol suyo.
amaia zabalo DIARIO AS

Real Sociedad-Barcelona en directo

Responde pausado y tranquilo, seguro de sí mismo, con una madurez impropia de su edad. Fuera del césped es igual de directo que con el balón en los pies. El héroe del último triunfo al Barça atiende a AS horas antes de una nueva visita azulgrana a Anoeta, su estadio maldito.

Ha pasado ya tiempo de aquel gol contra el Barça, ¿cómo lo recuerda hoy?

Para mí fue uno de los días más felices de mi vida, todo lo que me había pasado en un año, le puse la guinda más o menos con ese gol. Y esperemos que este año vaya por el mismo camino.

¿Puede describir cómo fue?

(Suspira) No tengo el recuerdo sobre el césped, sino de cuando lo vi después en la tele. Por instinto, el balón cayó donde yo estaba, y no me salió otra cosa que rematar de cabeza, y fue dentro. Luego, cuando estaba fuera, ya vi que la jugada fue trenzada por varios compañeros, pero en el momento ni me di cuenta.

¿Es su gol más importante en el primer equipo de la Real?

No se qué decirte. No lo se. El gol que marqué al Espanyol es también muy importante, porque fue el primero en Primera, y te libera, no de una presión, pero soy delantero y los goles siempre vienen bien para nuestra confianza. Pero seguro que uno de los más importantes sí fue.

¿Se da cuenta ahora de la que lio entonces o ya la pasada temporada vio la trascendencia de ese gol?

Ha pasado mucho tiempo y todavía se recuerda, fíjate. Cuando son grandes equipos, la gente le da más importancia, pero nosotros debemos ceñirnos a lo nuestro, porque en cualquier partido se suman tres puntos, todos valen igual, y debemos salir a hacer las cosas bien, a minimizar errores, y aprovechar las ocasiones que tengamos.

Desde entonces su vida ha dado un giro radical…

Es verdad que me ha cambiado mucho la vida, pero más en lo deportivo que personalmente, porque al final sigo haciendo todo igual. En la Real está claro que sí, al final el salto que me tocó dar el año pasado fue muy grande y espero seguir estando a la altura.

Esta temporada, por ejemplo, no ha marcado, ¿empieza ya sentir la presión de una estrella a la que se le piden goles?

No, son circunstancias que se dan, este año no me ha tocado marcar, aunque quizá esté mejor en otros aspectos. Cada año es diferente, lo que pasa en cada partido siempre es distinto, y hay que afrontarlo todo según viene, y si toca trabajar en vez de marcar goles, si van las cosas así de bien, no me importa para nada.

Igual la afición está pensando que no hay mejor momento para estrenarse que la visita del Barça…

(Sonríe) ¡Claro! Mal no estaría, pero siempre que el resultado sea la victoria, no me importa que sea yo o cualquier otro el que marque. Intentaré sumar, marcando gol o de otra forma.

¿Le obsesiona el tema del gol?

No, que va. Es algo que la gente me está ayudando mucho, me está apoyando y diciendo que el año es largo, y luego se suele decir que cuando entra el primero, todo es más fácil, esperemos que sea así.

¿No cree que todo le está llegando demasiado rápido?

No. La vida es un ciclo y tú no eliges cuando te vienen las cosas, sino que te tienes que adaptar según te van viniendo, y a mí me están viniendo de esta manera, y debo intentar cogerlo todo lo mejor posible, con tranquilidad y paciencia, e intentar salir como hasta ahora.

Su explosión fulgurante recuerda un poco la de Griezmann también en este club, y mire dónde ha llegado el francés…

Prefiero no fijarme en eso. Porque soy diferente a Antoine. Se pueden dar mil casos que sean parecidos, y uno llega al cielo y al otro todo se le acabe pronto. Nunca se sabe. Me tengo que centrar en el día a día, concentrarme aquí en mi trabajo, y lo que tenga que venir, vendrá seguro.

¿Y no le sorprende la rapidez con la que ha tocado el cielo en Primera, siendo ya internacional absoluto…?

Está claro que nadie se imaginaba esto hace un año. Ni yo tampoco. Está claro que te ves aquí, te ves entrenando, y sí que ves cosas, pero nunca me había imaginado hasta tal punto tan pronto.

Hasta el punto de que un club, el Athletic, quiso pagar los 40 millones de su cláusula… Tuvo que alucinar cuando se lo contaron, ¿no?

Bueno, son cosas que pasan en la vida, le podía haber pasado a cualquiera. Nunca sabes cuándo van a venir las cosas, y eso me demostró que el fútbol puede cambiar radicalmente de un día para otro, y hay que estar preparado lo mejor posible para cualquier cosa.

¿Entonces hubo contactos con el Athletic? Es que hay gente que asegura que nunca hubo nada, que fue una estrategia suya y de la Real para cerrar su renovación y marcarse un tanto…

Bueno, que cada uno piense lo que quiera. Tampoco creo que hubiera una necesidad de inventar, ni tampoco de que ahora haya que inventar ninguna historia sobre eso. Simplemente, yo se qué pasó, y cada uno verá lo que quiere creer, realmente se lo que hubo, y cada uno es libre de pensar lo que le apetezca.

Lo que es real es que el Barça llegará ‘picado’ por sus últimos resultados en Anoeta, ¿le preocupa?

Pues yo creo que todos los años vienen así, y al final puede que no les estén saliendo bien aquí las cosas, pero creo que eso no quita para que sea un gran equipo y que tenemos que estar preparados para jugar uno de los partidos más complicados del año.

¿Qué valor le da a que el Barça lleve sin ganar en Anoeta desde que la Real regresara a Primera?
Es algo que tiene mucho mérito. Hay que tenerlo muy en cuenta, pase lo que pase este año. Si ha pasado hasta ahora es por algo, y esperemos que siga pasando, pondremos todo para que así sea. Nuestra intención es que se siga alargando durante muchos años.

Dígame un referente del Barça en el que se fija para mejorar…

No voy a ser muy original, lo siento. Messi, porque aunque no quieres, es inevitable fijarte en él, porque es el que lleva el foco de todo su juego, si te despistas un momento, te la puede liar. Pero el resto de jugadores son magníficos.

Con respecto a las visitas del Barça de otros años, ¿este año llegan mejor que nunca a este partido?

Sí, se puede decir que llegamos en buen momento. Estamos con confianza, nos salen bien las cosas, estamos ganando. Intentaremos que eso se siga notando el domingo.

¿Con este estilo de Eusebio, tan atractivo pero a la vez arriesgado, se le puede ganar al Barça?

Creo que cada uno debe usar sus armas y esconder las debilidades, que es obvio que las tenemos, igual que ellos. Habrá momentos en los que les plantemos cara y en otros sufriremos, y debemos estar más preparados para eso último. Siempre es así. Intentaremos que sufran más ellos que nosotros.

Hablo con usted y me sorprende que, con sólo 19 años, tenga la cabeza tan bien puesta. ¿Se lo ha enseñado alguien o viene de familia?

(Sonríe) No se qué decirte a eso. (Vuelve a reírse). Es que sabes qué pasa…

¿Dígame?

Que nunca sabes dónde puedes acabar. Ahora estoy aquí, y estoy bien, disfrutando, eso es verdad. Pero en cualquier momento se te puede cruzar algo, te puede pasar cualquier cosa, y se acabe. Por eso sólo me centro en disfrutar lo de ahora, intentar aprovechar al máximo esta gran oportunidad que tengo, que muchos niños de nuestro entorno querrían tener, y nada más. Sólo así pienso que voy a seguir como hasta ahora. No me quiero descentrar con otras cosas.