ESPANYOL

El Espanyol firma el peor inicio como local de toda su historia

Hasta ahora, siempre había ganado alguno de los seis primeros partidos en casa. Ya suma 1.300 como local en Primera: los datos demuestran que en Cornellà pierde fuelle.

El Espanyol firma el peor inicio como local de toda su historia
GORKA LEIZA DIARIO AS

Tras el empate sin goles ante el Athletic de Bilbao, la frialdad de los números muestra una realidad palmaria: por primera vez en su historia, el Espanyol no ha ganado ninguno de sus seis primeros partidos de Liga en casa. Cierto es que acumulan cuatro empates, pero esos cuatro puntos de 18 posibles (con cinco goles a favor y nueve en contra) resultan insuficientes para maquillar los datos, por mucho que sólo hayan perdido ante el Real Madrid y ante el Celta, ésta en los minutos finales y hace ya seis semanas, el 25 de septiembre.

El arranque como locales de esta temporada evidencia, además, cómo Cornellà-El Prat ha perdido fuelle. Precisamente contra el Athletic cumplió el Espanyol 1.300 partidos como local en Primera División, lo cual arroja un curioso desglose que, realizado por Dani Monteserín, enseña cómo en su actual estadio el conjunto perico sólo ha ganado el 42’44 por ciento de los encuentros (59 en total), por el 46’05 por ciento en el Estadi Olímpic (105 victorias) y muy por debajo del 60’75 por ciento (562) de Sarrià. Por contra, naturalmente, han aumentado el número de empates hasta un 2’62 por ciento más que en Montjuïc (del 25’43% al 28’05) y un 6’87 superior al de Sarrià (donde empataban el 21’18 por ciento de los partidos de Liga). En cuanto a derrotas, acumula el Espanyol un balance similar al de su anterior estadio, 29’49 por ciento actual por el 28’50 de Montjuïc, pero da un salto tremendo respecto a Sarrià, donde perdían en el 18’05 por ciento de las ocasiones.

El Espanyol también sale escaldado si se comparan los números de Cornellà con los del cómputo global en estos 1.300 partidos (1.292, ya que no se cuentan los ocho que se jugaron en el exilio), en los que las victorias ocupan el 55’92 por ciento de los partidos, los empates el 22’84 y las derrotas, el 21’23. Sumando esas ocho jornadas en el exilio para completar las 1.300 como locales, los números totales arrojan que el Espanyol ha ganado 727 partidos, ha empatado 297 y ha perdido 276. 

Y todo ello, sin entrar a valorar los porcentajes de este inicio de temporada histórico en lo negativo: ninguna victoria, 66’6 por ciento de empates y 33’3 por ciento de derrotas.