• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Espanyol

11' Javi Fuego

62' Sale Piatti entra Caicedo

84' Sale Leo Baptistao entra Reyes

Athletic

5' Eraso

37' Sale Etxeita entra De Marcos

44' Rico

60' Sale Aduriz entra Raúl García

70' Sale Sabin entra Muniain

ESPANYOL 0 - ATHLETIC 0

El Espanyol deja vivo al Athletic

Los pericos propusieron más y tuvieron mejores ocasiones, pero el once experimental de Valverde aguantó bien. Aduriz pasó inadvertido.

0

Pese a que dejaron de sumar dos puntos, el 0-0 fue uno de esos pocos empates que deja satisfecho a ambos equipos. Al Espanyol, porque mostró una evolución en su juego y suma cinco jornadas sin perder, aunque todavía no ha ganado esta temporada en Cornellà-El Prat. Y al Athletic, porque hizo lo que pudo con un equipo de circunstancias tras la Europa League y, ya se sabe, acumulaba 18 años sin ganar en sus visitas al rival perico. Ya van 19. Eso sí, y aunque a rachas hubo ocasiones, las tablas fueron de ley; es decir, pesadas, como el partido.

Se tiró toda la semana la plantilla del Espanyol repitiendo el mensaje de que el ejemplo a seguir eran los primeros 20 minutos ante el Eibar, con juego asociativo, y demostró que ése es su camino. De entrada, porque Quique situó a Jurado en el mediocentro por el lesionado Marc Roca. Y después, porque efectivamente persiguió la posesión renunciando al juego directo que mejores resultados le había dado en el primer tramo de Liga.

En proyectar esa idea también colaboró Valverde, repleto de cambios: nada menos que siete respecto al partido del jueves de Europa League ante el Genk, con novedades como la primera titularidad de Vesga. Un once experimental que, además de perder a Etxeita por una contusión en el 37’, no inquietó ni una vez a Diego López en todo el primer tiempo. Porque, por mucho debate estéril que haya sobre la magnificada posesión, no se trata simplemente de tener el balón sino de qué hacer con él. El Athletic lo perdía demasiado pronto y el Espanyol al menos buscaba con asiduidad a Arrizabalaga.

Y lo encontró, aunque con intermitencia. Primero, con un cabezazo alto de Baptistao. Y después, con un remate errático de Hernán tras escabullirse Jurado de toda la defensa. El propio paraguayo tuvo la más clara, en un contraataque (justo el día en que rehuían el juego vertical), aunque Trujillo Suárez decretó un inexistente fuera de juego. También Gerard y Piatti merodearon al meta del turno de noviembre.

De Aduriz, tras sus cinco goles del jueves, poco se supo en Cornellà. Hasta la hora de partido, cuando superó a los centrales tras un gran pase de Rico pero envió el balón demasiado alto. Para colmo, al minuto siguiente fue sustituido. Buscó Valverde más chispa con Raúl García y Muniain, y con Williams porfiando por la banda derecha en busca de un error perico.

Pero el Espanyol siguió adueñándose más de la situación, aunque sólo inquietando a arreones. Con la entrada de Caicedo acumuló delanteros y con la de Reyes, colgar balones. Como el de la última jugada del partido, en el 93’, cuando un centro del utrerano lo cabeceó Gerard Moreno a las manos de Arrizabalaga.

Quique: "El empate no me deja un sabor amargo"

El entrenador del Espanyol, Quique Sánchez Flores, ha dicho después del partido contra el Athletic que el empate no le deja "un sabor amargo".

"Queremos ganar, pero también seguir creciendo como equipo", ha añadido.


Cuestionado por la falta de gol de su equipo, el técnico ha señalado que está tranquilo: "Tenemos ocasiones y eso es lo más difícil. Contamos con un gran bloque arriba. La prioridad de un equipo es que se sienta seguro por la defensa, por ahí empieza la seguridad y la fortaleza".

Quique ha ensalzado la evolución del Espanyol en tareas de contención. "Hemos recibido pocos goles en los últimos partidos y eso es parte del camino. El equipo se consolida y no de cualquier forma. Jugamos mejor, tocamos mejor y ocupamos mejor los espacios", ha analizado.

De todos modos, es consciente de la importancia del gol. "Nunca vamos a dejar de pensar en que los partidos se ganan haciendo más tantos que el rival. Nunca hemos estado temerosos ni con miedo", ha subrayado. La idea de Quique, ha insistido, es que el Espanyol sea un equipo "equilibrado".

El preparador blanquiazul ha comentado que su verdadera preocupación es "conectar con la gente". "Nuestra afición está entendiendo la transformación que está viviendo la entidad. Nos hemos sentido protagonistas y sentimos que la afición está contenta", ha explicado.

Por último, el técnico madrileño ha valorado la actuación de los jugadores del Athletic: "Venían después de un desgaste importante. Son capaces de controlar las emociones en un partido tan exigente. Es un empate ante un gran equipo que compitió bien".

Valverde: "El empate es justo, ha sido un partido trabado"

El entrenador del Athletic, Ernesto Valverde, ha explicado después del 0-0 contra el Espanyol en Cornellà-El Prat que ha sido un partido "muy disputado, trabado e igualado, el empate es justo" y ha reconocido que no ha habido "apenas ocasiones" por parte de ambos conjuntos.

El técnico ha mantenido que la victoria para los dos equipos pasaba "porque ellos nos pudieran sorprender en alguna acción aislada o nosotros en una combinación, pero no ha ocurrido ni una cosa ni la otra". "Ha sido un partido de pelea en el centro del campo", ha apuntado.

Respecto a las pocas oportunidades del gol del compromiso, Valverde ha explicado que su equipo ha estado "fuertes en nuestra área y ellos tampoco nos han dejado demasiado". En los 15 primeros minutos "nos ha costado estabilizarnos y nos han llegado con peligro, pero después hemos tirado la presión un poco más alta".

El cambio de Aduriz en el minuto 60 ya estaba planteado de antemano. "Está bien. Lo tenía pensado desde el inicio e incluso me planteé la posibilidad de que no fuera titular, pero marcó cinco goles e igual está en una situación en la que le da en el culo y la mete", ha desvelado.

Por otra parte, Valverde ha apuntado que las rotaciones después del encuentro de Europa League son necesarias: "Si queremos mantener un nivel competitivo importante contra un equipo que no ha jugado entre semana, que va a salir a morder frente a nosotros, tenemos que hacer cambios".

En este sentido, el entrenador del Athletic ha aseverado que el parón de selecciones "nos va a venir bien". "Después de cara parón tenemos cuatro o cinco semanas en las que vamos locos por la acumulación de partidos. Todo pasa por recuperar jugadores", ha dicho.