REAL ZARAGOZA

"Sería de locos que alguien del club me dijera que me la juego"

Luis Milla ha preferido no habla de la posibilidad de que se esté jugando el puesto, ha confirmado un cambio de sistema y ha dejado entrever que podría jugar Ratón.

"Sería de locos que alguien del club me dijera que me la juego"
Alfonso Reyes DIARIO AS

Valladolid-Zaragoza en directo

Cani: “Ha hecho una semana limpia y podemos contar con él. De inicio no, pero por lo menos tenerle cerca, que es importante para la moral. Nos va a aportar tranquilidad y experiencia, se encuentra bien, con la posibilidad de ayudarnos en lo futbolístico, y nos va ayudar en el tema grupal”.

Xumetra: “Tiene ese problema desde el día del Alcorcón, pero vamos a poder contar con él. ¿Titular? Ya sabéis que me gusta esperar y hablar con los jugadores para ver que sensaciones tienen. Ayer terminamos el trabajo con él haciendo incluso finalizaciones, que es una situación del juego que te da la posibilidad de ver que él ya está bien, y hoy es cierto que no ha salido porque es el día en el que bajas un poco la carga y a los que vienen un poco cargados los liberamos. Habrá que ver su último entrenamiento y qué sensaciones tiene, ya que es un jugador maduro que nos va a dar información ahí”.

Ánimo del vestuario: “Cuando el partido se tuerce y no se te da bien, sobre todo cuando veníamos haciéndolo bien en casa, el equipo tiene que tirar para arriba, ser positivo y tener confianza. En eso ha ido la semana, en hacer un buen trabajo y en convencerles a ellos. Sobre todo hay que matizar una serie de cosas porque jugamos fuera y estamos teniendo problemas. Debemos tener clara la idea y la confianza. Estamos en una dinámica que hay que cambiarla y trabajamos para hacer un partido serio teniendo en cuenta que el Valladolid ha mejorado tras una situación difícil con cinco partidos también en los que no encontró la victoria”.

¿Qué les ha pedido a los jugadores?: “Les he pedido hacer un buen trabajo y que sean buenos profesionales. Su trabajo está siendo muy bueno, aunque es cierto que cuando entras en una dinámica mala de resultados, posiblemente no seamos capaces en un momento determinado cuando te dan un golpe de sacarlo adelante. Es lo que nos pasó el otro día en cuanto nos hicieron el segundo, que pasamos un momento grogui hasta que terminó la primera parte. Ese buen trabajo que se está realizando durante la semana nos tiene que dar tranquilidad a todos para encarar el partido bien y a partir de ahí intentar convencerlos en lo mental y hacer noventa minutos muy serios porque ya nos hemos dado cuenta de que fuera de casa no te vale con 60 ó 70 minutos. Es una asignatura pendiente que tenemos todos los jugadores y los técnicos. Es una autocrítica que está ahí, que es un problema y que tenemos que solucionar.

Cambio de sistema: “No quiero dar demasiadas pistas, pero sí que es verdad que cuando fuera de casa las cosas no acaban de funcionar y tienes problemas por los costados, uno se puede hacer una idea de que ahí queremos hacernos más fuertes. Por ahí va un poco nuestra idea”

Casado por delante de José Enrique: “Es una posibilidad, igual que puede jugar Edu, Cani o Xumetra. No quiero dar demasiadas pistas. Esta semana nos hemos movido de una forma distinta porque tenemos que darles a los jugadores posibilidades y porque estamos teniendo dificultades por fuera a la hora de defender e igual incidimos un poco en ese aspecto”.

Valladolid: “Lo que más me preocupa es su dinámica, sobre todo porque viene de una situación mala de no sacar resultados y ahora llega con tres victorias cambiando su forma de jugar y haciéndose muy fuerte por dentro. Es un equipo que tiene mucha velocidad, que te fija con dos puntas, con un chico en un gran momento como Arnáiz y un equipo que ha cogido mucho aire con sus dos últimos resultados en Liga. Vamos a tener que hacer un gran partido porque ahora está en un gran momento”.

Cambio en la portería: “Hay que esperar porque es una posibilidad, como hace igual tres o cuatro jornadas. No es una cuestión de que estés mejor o peor, sino de nerviosismo. A veces los jugadores entran en una dinámica de intranquilidad porque no tienen la seguridad suficiente y es una decisión que posiblemente se tome tras el último entrenamiento, que es cuando valoras todo”.

Lanzarote y su discusión con José Enrique: “Lanzarote ha estado extraordinariamente bien, ha sido un jugador relevante y esas cosas pasan y no hay que sacarlas de quicio. Si los resultados no se dan, lo normal es que sea así. Sería triste y anormal que en un momento determinado haya un malentendido entre jugadores y se callen. Lo normal es que cuando tú tienes un problema y no acaban de salir las cosas, los jugadores se puedan molestar y entre ellos haya algún reproche. Pero yo no veo ningún debate, ningún problema y el equipo tiene una gran armonía. Incluso pediría que en algún momento se pudieran decir entre ellos más cosas, pero que después no salga de ahí y haya una armonía, que es lo que tiene este equipo y por eso tengo tanta fe en este equipo. Este equipo tiene que estar peleando entre los seis primeros, pero no puedes pensar en la tercera o cuarta jornada que esté con el Levante. Tiene que pelear, tiene que trabajar con humildad y esa humildad la debe tener todo el mundo. La afición es la que más humilde es, pero el entorno y los medios de comunicación, no. Pensáis que deberíamos estar los primeros y ésa no es la película”.

Jugarse el puesto: “En esas situaciones yo no quiero desgastarme porque necesito centrarme y si hablo con vosotros es para hacerlo sobre el partido de Valladolid. Sería de locos que alguien del club me dijera que me juego el puesto. Lo pueden pensar, pero eso no”.

Apoyo de los jugadores: “Es gratificante y una muestra de que la armonía del vestuario es la que tiene que ser. Les agradezco ese apoyo y ahora les pido el máximo esfuerzo para este partido”.

Pombo: “A veces los jugadores jóvenes tienen que entender que no pueden entrar en una situación de rutina y cuando vienen con el primer equipo deben darlo todo. Pombo estuvo muy bien hasta la semana en la que se marchó al filial. En esa última semana no terminó de entrenar bien y es un mensaje para los jóvenes de que cuando vienen al primer equipo, tienen que darlo todo. Entiendo que si un jugador joven viene una semana y no hace un trabajo bueno, es una manera de hacerle entender que la siguiente no volverá. Es una enseñanza”.