ATLÉTICO DE MADRID

Los jugadores a los que Simeone "hizo hombres" en el Atlético

El técnico argentino declaró que Griezmann y Carrasco "son chicos cuando llegan y hay una maduración como hombres". No han sido los único

Los jugadores a los que Simeone "hizo hombres" en el Atlético

Rostov-Atlético de Madrid en directo

Diego Pablo Simeone declaraba durante la tarde de ayer, previa al encuentro de Champions entre el Atlético y el Rostov ruso, que jugadores como Griezmann o Carrasco "si llegan al Atlético, siempre son futbolistas con talento. Luego, en el crecimiento individual de cada uno y en su progresión física y táctica está el hacerse jugadores más importantes. Son chicos cuando llegan y hay una maduración como hombres. A Carrasco siempre se le vio con decisión, y si la hay el camino será bueno".

Son varios los futbolistas a los que Simeone recogió en el Atlético como promesas y se han convertido en hombres con el paso de los partidos. Entre los menores de 25 años, el técnico argentino recogió a inicios de 2012 un equipo que no había ganado fuera de casa y que rondaba la mitad de la tabla. Courtois era el guardameta titular con Gregorio Manzano y el argentino le dio continuidad y reforzó su defensa. El belga, poco conocido en su llegada a España, creció y se convirtió en uno de los mejores porteros del mundo, ganando dos trofeos Zamora como portero menos goleado de la Liga. 

Courtois contra el Chelsea.

En ese primer curso otro jugador que progresó de una forma asombrosa fue Adrián. Con 23 años había llegado del Deportivo con la carta de libertad y acabó como el segundo máximo goleador del equipo. Finalizó la temporada con 19 goles, 11 de ellos en Europa League contando con la fase previa, donde formó una pareja letal con Falcao. Si bien es cierto que su rendimiento fue de más a menos con Simeone. Esto se debió en parte al regreso de Diego Costa tras una cesión de media temporada al Rayo. El delantero había rendido a gran nivel en Vallecas y la salida de Salvio le abrió las puertas del Atlético. Su rendimiento fue creciendo con los partidos, afianzándose en el once. En su primer curso con el técnico argentino anotó 20 goles y sus números explotaron en su segunda campaña. El Atlético ganó la Liga con 27 goles del hispanobrasileño y el club llegó hasta la final de Champions, competición en la que anotó 8 goles. 

Diego Costa, Koke y Adrián.

En todos los cursos hasta su salida había sido importante Arda Turan. Jugador que había llegado con la etiqueta de muy técnico pero irregular y con poco trabajo. Esto cambió en el Atlético, donde el turco se afianzó como uno de los grandes centrocampistas europeos. Cuatro años donde fue creciendo su importancia en el equipo y llegó a ser la principal figura para proteger y retener el balón. El Barcelona se hizo con sus servicios en verano de 2015. 

Arda Turan en un partido contra el Sevilla.

Giménez llegó al Atlético con 18 años siendo un completo desconocido. Su valor de mercado era de 100.000 euros y sólo había disputado una temporada en la máxima categoría uruguaya. Su inicio fue complicado y en la primera temporada prácticamente no tuvo minutos, pero el técnico le mantuvo en la plantilla. Fue el curso siguiente cuando comenzó a afianzarse en el equipo. 28 partidos y 37 duelos el siguiente año son sus números. Aunque esta temporada es Savic el titular, el uruguayo está considerado uno de los mejores centrales del mundo con sólo 21 años. 

Giménez.

El caso de Oblak fue peculiar, ya que un primer partido de Champions de bajo nivel le costó críticas y no volver a jugar hasta la Copa del Rey. Una lesión de Moyá en Champions le dio la oportunidad de comenzar a lucirse y desde entonces se ha convertido en un muro. El guardameta igualó el curso pasado el récord de Liaño como portero que menos goles ha recibido en Liga en una temporada en toda la historia. 

Jan Oblak detiene un penalti a Müller.

Por su parte Saúl debutó a las órdenes de Simeone con 17 años y 3 meses en un partido de Europa League ante el Besiktas, con lo que se convirtió en el más joven en hacerlo con la camiseta rojiblanca en competición europea. Ahora, con 21 años se ha asentado y es uno de los centrocampistas más prometedores en España. Desde el primer momento contó para el técnico, siendo titular en la Supercopa de España en el Santiago Bernabéu en 2014, nada más regresar de su cesión al Rayo. 

Saúl durante un derbi.

Pero los dos casos más claros son los de Koke y Griezmann. El centrocampista se planteaba su salida del equipo por las escasas oportunidades que estaba teniendo. El técnico le convenció para que siguiese y fue ganando importancia en el equipo que ganó la Europa League. La primera temporada completa de Simeone, ya sin Diego Ribas en el equipo, el canterano llegó hasta los 40 partidos disputados entre todas las competiciones. Desde entonces no ha bajado de esa cifra. 48 el curso siguiente, 58, 49 y 51 la temporada pasada han sido sus participaciones, un jugador imprescindible para el Cholo. El curso pasado fue el jugador de campo con más minutos y ya ha superado los 300 partidos como profesional con sólo 24 años. Su nueva posición en el centro del campo ha favorecido el juego del equipo rojiblanco y es el jugador de la Liga que más pases ha completado. 

Koke y Griezmann.

Y Griezmann llegó al Atlético como un jugador ofensivo de destellos durante los partidos y con olfato de gol, pero igual que en el caso de Arda con etiqueta de irregular y poco trabajador. Actualmente está entre los mejores jugadores del mundo y es claro candidato al Balón de Oro. Su trabajo es innegociable y se ha convertido en el goleador del equipo. Ya es una referencia en la selección francesa y su techo no parece tener límite. Su valor de mercado ha subido desde los 30 hasta los 80 millones. 

Carrasco ya está llamando a la puerta para ser el siguiente caso de "maduración a hombre" y ha comenzado la temporada como titular, sumando a su regate y desequilibrio el gol. Correa y Lucas Hernández también están aspirando a ese "título". 

Carrasco marcó tres tantos contra el Granada.