FEDERACIÓN

Villar humilla a Jorge Pérez y mantiene el pulso al Gobierno

Acude a la vía contencioso-administrativa para que conseguir que le aprueben su reglamento electoral. Destituye en sus funciones al secretario general.

0

Ángel María Villar mantiene el pulso con el Gobierno en su lucha por celebrar unas elecciones a la Federación con sus normas y no con las que marca la Orden Ministerial. Lideró este martes una Asamblea General Extraordinaria para reforzar su postura, para anunciar que llevará al CSD a los tribunales por la disparidad de criterios con el reglamento electoral (tres veces rechazado) y para ganar tiempo, ya que ni siquiera puso una fecha a los comicios.

Además, Villar  destituyó como secretario general a Jorge Pérez, que ya había anunciado que se presentará a las futuras elecciones y que el lunes envió una carta (como Cardenal) para avisar a los asambleístas de los peligros de votar ilegalidades. Villar humilló a Jorge Pérez antes de despedirle. Le retó a un careo pese a que ya tenía decidido cesarle y nombrar a Esther Gascón: “Sus acusaciones son graves. ¿Puede demostrarlo?”. Jorge Pérez no contestó.

La Asamblea apoyó mayoritariamente todos los puntos del orden del día pese a los advertencias, aunque sólo acudieron cuatro presidentes de Primera y faltaron 55 de los 180 asambleístas. Tres miembros de la FIFA tomaron nota invitados por Villar. Alejandro Blanco (COE) respaldó al presidente: “Personas que no son del fútbol y sólo tienen intereses económicos quieren dominarlo”. Después, Rubiales (AFE) criticó las exigencias del CSD sobre los temas que han frenado el reglamento: las circunscripciones de los no profesionales (se exige que sea estatal y no autonómica) y su distribución (Ceuta y Melilla deben tener un representante y Andalucía, otro más). La FEF ve estas nuevas “pegas” como objeciones interesadas para señalar a Villar e intentar inhabilitarle.

Tras la Asamblea se reunió la Junta para diseñar una estrategia a corto plazo. El plan pasa por que la FEF presente ya un recurso al contencioso-administrativo, que no paraliza el proceso electoral salvo que haya cautelar, y paralelamente reunir a la Comisión Delegada (12 vocales) este mes para fijar elecciones. Muchos presidentes quieren esperar con el objetivo de que un nuevo e inminente Gobierno aparte ya a Cardenal y se desbloquee el caso. “Aún hay tiempo para votar en 2016”, dicen.