Competición
  • Clasificación Eurocopa

SUB-21 | SAN MARINO 0-ESPAÑA 3

La Rojita hace los deberes: golea y ve más cerca el Europeo

Munir, Denis y Meré marcaron ante un rival débil y ultradefensivo. El equipo de Celades se la jugará el lunes ante Estonia, en Pontevedra.

La Rojita hace los deberes: golea y ve más cerca el Europeo

España-Estonia sub21 en directo

España hizo los deberes en San Marino en un encuentro hosco, con un terreno de juego impracticable y ante una selección local parapetada en torno a su portería de manera desmesurada y numerosa. Aquello pareció una manifestación en torno a Battistini, el portero local. Los cinco defensas y cuatro mediocentros que dispuso San Marino empantanaron un duelo que La Rojita solventó de cabeza, quizá el recurso menos potente de este buen grupo de jugadores. Munir, en el primer tiempo, y Denis Suárez, ya madurada la segunda parte, cabecearon a la red las dos únicas opciones en las que el muro sanmarinense pudo ser derribado, además de en los últimos minutos cuando sentenció Meré con el tercer tanto.

Fue un partido para golear y sin embargo resultó una especie de trampa que la Sub-21 supo esquivar. Celades había puesto sobre el campo todo lo que tiene, incluido Asensio pegado a la izquierda, y apeló a la paciencia y a abrir el campo ante un rival sin ninguna intención de salir de su campo. Movió y movió la pelota La Rojita, pero le costó encontrar espacios. Los obtuvo por la izquierda, por donde Gayá se desdobló siempre con peligro y dispuesto a poner buenos centros. Uno de ellos lo remató Munir para adelantar pronto a España, algo vital en encuentros de una sola dirección como esta. El propio delantero valencianista pudo hacer el segundo antes del descanso, como Asensio, como Merino, pero todos los intentos fueron cayendo en saco roto.

Los de Celades necesitaban cerrar el partido para respirar tranquilos y sin embargo no pudieron echarle el candado hasta bien entrada la segunda parte. Con un Deulofeu genial por la derecha, las opciones se reprodujeron en hombres como Óliver o Bellerín, que tampoco supieron dónde encender la luz. Tuvo que ser Gayá con otro gran centro el que pusiera en bandeja un balón aéreo a Denis Suárez, quien, pese a su poca estatura, sentenció de nuevo con la testa. La doble ventaja en el marcador sí fue definitiva para el encuentro y en los últimos minutos llegó incluso el tercer tanto, obra de Meré en una acción a balón parado. Costó más de lo esperado, pero La Rojita se trajo los tres puntos de San Marino y afronta la última jornada con optimismo. Si gana el lunes a Estonia tendrá como mínimo la repesca; si además empatan Suecia y Croacia, el pase directo será un hecho.