RAYO VALLECANO

Miku: "El público tiene su opinión y ese veredicto puede cambiar"

Vallecas dedicó una sonora pitada al venezolano, que firmó un gol y una asistencia ante el Cádiz. Atrás deja polémicas: "El club, el vestuario, Sandoval y yo lo zanjamos hace semanas".

Vallecas dedicó una sonora pitada al venezolano, que firmó un gol y una asistencia ante el Cádiz. Atrás deja polémicas: "El club, el vestuario, Sandoval y yo lo zanjamos hace semanas".
JAVIER GANDUL

Vallecas dedicó una sonora pitada a Miku en el momento en que saltaba al césped para disputar sus primeros minutos de la temporada. Y prácticamente el primer balón que tocó se convirtió en la asistencia a Álex Moreno para el 2-0. Apenas doce minutos después fue el autor del 3-0. "Son circunstancias del juego, pero uno tiene que estar preparado para ayudar en lo que se necesite. De todas las situaciones tienes que sacar el lado positivo y cuando entras tras ser suplente tienes poco tiempo. Gracias a Dios salieron las cosas. Fue un buen partido. Llevaba cinco meses sin jugar un partido oficial y terminó como el último de la pasada temporada: metiendo gol", confesó el delantero a la web del Rayo.

Esos silbidos evidenciaron el malestar de la afición por sus declaraciones en verano a 'Conexión Goleadora', un programa radiofónico de su país, en las que manifestaba: "Mi ciclo aquí ha terminado y estamos mirando cosas del exterior". Pese al interés y las ofertas por él, el club franjirrojo decidió que el venezolano continuase y remitió a la cláusula del jugador a cualquier interesado. "El público tiene su opinión y ese veredicto puede cambiar. Respeto su decisión de hacer lo que consideren. Yo tengo que hacer lo que me toca en el campo, que es jugar, ayudar a los compañeros y sacar resultados positivos para el club que para eso me paga. Soy un trabajador del club", sentenció.

Sobre la fuerte discusión que mantuvieron Miku y Sandoval en Almería, el venezolano quiso atajar cualquier polémica. "El vestuario, el club, él y yo lo zanjamos hace bastantes semanas. Él dijo que cuando me pusiese en forma física y mentalmente tendría minutos y he esperado como hice el curso pasado con Paco. Son situaciones normales del fútbol. No vivo del pasado sino del presente", argumentó.

Tanto Miku como el resto de sus compañeros sólo piensan en el Oviedo. Urge ganar a domicilio (un aspecto que aún se les resiste) para prorrogar la buena racha y engancharse en la parte alta, para así no renunciar al objetivo del ascenso. "Ganar fuera es nuestra asignatura pendiente. En Segunda es difícil, pero nosotros por historia y la calidad de sus jugadores debe estar en la zona alta. Estamos construyendo un equipo todavía. No hay tres o cuatro aspirantes como antiguamente sino que podríamos hablar ahora hasta de diez. Nos encontramos dentro de ese grupo. No va a ser nada fácil. Todos tienen sus armas. Mantenemos el bloque del año pasado y eso debería ser un plus para estar ahí arriba", esgrimió.