REAL OVIEDO

Linares: "Mejor o peor, pero daré el máximo donde sea"

El delantero del Real Oviedo se ha mostrado contento por un triunfo contra el Cádiz que le refuerza en su papel de titular como extremo.

Linares: "Mejor o peor, pero daré el máximo donde sea"
ELOY ALONSO DIARIO AS

El delantero del Real Oviedo Miguel Linares ha destacado la victoria del equipo en Cádiz, tres puntos que considera "muy importantes" para reforzar la moral del equipo y que refuerzan su papel en el once, donde salió de inicio como extremo, posición en la que no había jugado antes pero en la que, explica, podrá jugar "bien o mal", pero lo hará dando "el máximo". "Siempre que estoy en el campo estoy cómodo, y donde me necesite el entrenador voy a estar dándolo todo. Aunque juegue en banda siempre voy a tener la portería en la cabeza, es el instinto que tenemos los delanteros, que siempre queremos estar cerca del gol y por suerte salió bien el pasado domingo", ha explicado el maño, autor del segundo tanto de los azules.

El punta ha confesado que Fernando Hierro le pide "movilidad" en banda y que se sume al ataque, pero también que defienda en esa parte del campo, "como hace todo extremo normalmente", algo a lo que se compromete el atacante azul, que se ha mostrado agradecido por los minutos que tiene. "Hay mucho nivel en todas las posiciones, somos cuatro delanteros pero es que en banda también tenemos a dos de los mejores extremos de la categoría, yo estoy agradecido por todos los minutos que me da el entrenador y sólo pienso en aprovecharlos", ha comentado el jugador carbayón. Linares ha señalado que la victoria en Carranza tuvo un valor especial porque "da moral" al equipo y lo "refuerza" de cara al próximo partido pero, también, porque el vestuario se la pudo brindar a parte de esos 155 aficionados que no pudieron acceder hace algo más de un año al partido de ascenso del conjunto azul frente al Cádiz.

El delantero azul, que ha insistido en que es más importante puntuar que jugar bien, ha explicado que el equipo llega "reforzado" de cara al próximo choque frente al Numancia en el Carlos Tartiere, escenario de la última derrota de los azules frente al Reus, que derrotó al conjunto carbayón en el añadido. "El fútbol es el día a día, y pensamos ya en el Numancia, que es un rival complicado, como todos, que aunque no termina de engancharse a la parte alta, acaba las temporadas sin pasar problemas. Tiene jugadores muy buenos, un gran balón parado y viene de vencer a un gran equipo como el Zaragoza, por lo que seguro que nos lo pone difícil", ha comentado el maño.

El conjunto azul ha trabajado esta mañana pensando ya en ese choque en una sesión en la que la gran ausencia ha sido Néstor Susaeta, con molestias, y en la que sí han participado Torró y Verdés, que descansaron ayer por sobrecargas, aunque el último sin llegar a completar el entrenamiento. Carlos Peña y Jorge Ortíz, ambos lesionados, han continuado sus particulares tratamientos en las instalaciones de El Requexón, pero al margen del trabajo del equipo, que ha acabado el entrenamiento disputando un 'partidillo' en el que el dibujo 4-1-4-1 ha sido el protagonista.