LEGANÉS

Autocrítica en el Leganés tras los fallos frente al Valencia

En Butarque prefieren centrarse en los errores propios cometidos ante los che que en la polémica por el empate de Nani.

Mantovani, Leganés.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

El enfado del Leganés tras la derrota contra el Valencia continuaba ayer 24 horas después del partido. Es un enfado lleno de autocrítica, que va más allá del malestar por la posible falta de Rodrigo a Serantes antes del gol de Nani, ése que empató el partido y acabó por desquiciar a todo el equipo pepinero.

En Butarque, insisten sottovoce, lo fácil habría sido quedarse a vivir en el potencial error de Fernández Borbalán. Pero en el seno del vestuario sólo se habló de los fallos pepineros. Antes que ver la paja en el ojo ajeno, Garitano prefiere corregir la viga en el propio.

“Es una situación que debemos evitar. Yo desde el banquillo no veo que si es falta o no. Luego lo ves y me me dicen que sí”, analizó tras el partido. “No podemos controlar que pite falta, pero sí evitar que se den esas jugadas”, insistió.

Mantovani, el capitán, apuntó en la misma dirección con la sangre aún caliente sobre el césped de Butarque apenas acabado el duelo: “El gol es falta, pero tampoco nosotros supimos mantener los tiempos. Nos desesperamos. Hubo cosas que hicimos muy bien y otras, muy mal”.

Miguel Ángel Guerrero, delantero titular ante el cuadro valencianista le refrendó en zona mixta. “En esa acción les hemos dado la opción de meterse en el partido. ¿Falta? No vale excusarse”, añadió.