REAL MADRID

El Madrid valora recuperar a Marcos Llorente en enero

Se doctoró en LaLiga: recuperó 17 balones al Valencia. Con su llegada, el Madrid podría ‘doblar’ la posición del lesionado Casemiro.Portugal-España, Eurocopa sub 21

Las Palmas-Real Madrid en directo

La larga lesión de Casemiro (fisura de peroné, de uno a dos meses en el dique seco) ha provocado que el Madrid considere recuperar en enero a Marcos Llorente. El hijo de Paco Llorente, nieto de Grosso y sobrino-nieto de Gento está cedido en el Alavés donde sólo ha necesitado cinco jornadas en Primera para mostrar que de casta le viene al galgo.

El pasado jueves ofreció una exhibición en un escenario de renombre: Mestalla. Estuvo notable en el pase (87,7% de acierto) y fue una auténtica escoba. Recuperó 17 balones y fue elegido Jugador del Partido por LaLiga (contra el Sporting también lo fue). En el 1-2 al Barça ya se había graduado secando a Rakitic y Neymar.

Lo suyo no ha sido, por tanto, casualidad. Ha robado 44 veces el balón desde que empezó esta Liga y ocupa el segundo puesto entre los mejores ‘ladrones’ de la competición, empatado con Zurutuza y sólo por detrás del bético Petros (45). Sus prestaciones defensivas en la recuperación están mejorando incluso las de Casemiro. Marcos Llorente recupera el balón cada 8 minutos y el brasileño lo hace cada 9’.

De fondo, está un problema que Zidane tiene detectado. “No tenemos otro que juegue como Casemiro”, reconoció ayer. El mediocentro defensivo es el único puesto en el que no cuenta con un recambio por si cae el teórico titular. Durante la pretemporada, Zizou analizó con el club qué hacer con Marcos Llorente. Lo conoce bien de su etapa juntos en el Castilla y acabó muy satisfecho de lo que ofreció el canterano (21 años) en un papel similar del Casemiro. Se había preparado a conciencia para ello. Los últimos 20 días de sus vacaciones los pasó con un entrenador personal para volver sin un gramo de grasa. En Montreal comenzó lastrado por un dolor abdominal, pero su amistoso contra el PSG, pleno de personalidad, convenció a Zidane.

Sin embargo, la larga lista de centrocampistas que estaban por delante provocó que el chico prefiriese salir para ganar experiencia y lo hizo con la promesa del club de que contaba en los planes de futuro. Por eso no se fichó otro mediocentro defensivo (se había valorado a Kanté). El Alavés fue la opción elegida y aunque el 30 de octubre el Madrid visita Mendizorroza, no podrá comprobar in situ el crecimiento de Llorente porque cuenta en su cesión con la cláusula del miedo...