Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLÉTICO

Griezmann: "Quiero comer en la mesa de Cristiano y Messi"

En una entrevista a The Guardian el francés habló sobre la final de la Eurocopa y de su intención por estar al nivel de los dos Balones de Oro.

Griezmann: "Quiero comer en la mesa de Cristiano y Messi"
JESUS AGUILERA DIARIO AS

"Quiero sentarme en la misma mesa que Messi y Cristiano. Llegar lo más cerca posible a su nivel”. Quien habla es Griezmann, en una entrevista que hoy publicaba The Guardian y donde el francés confiesa su meta: “Estar entre los mejores”. Un objetivo que, mañana, en parte verá cumplido. Y es que el jueves se conocerá el premio UEFA a mejor futbolista de Europa de la 15-16. Hay tres finalistas. Uno es Bale, otro, Cristiano, el tercero, Griezmann. Ya está ahí, entre los mejores.

Por eso, el rojiblanco acudirá el jueves a Mónaco, donde se celebrará el sorteo de la fase de grupos de la Champions 2016-17 y se anunciará, además, el ganador de este galardón. No estará solo. Con él, además del consejero rojiblanco Clemente Villaverde, fijo en los sorteos UEFA, estarán Berta, director técnico, y Caminero, deportivo, y su presidente, Cerezo. Para la directiva que el francés esté ahí, entre los tres finalistas, es un orgullo. Un orgullo tremendo. Como su temporada. Porque así, “tremenda”, la definía Simeone hace unos días en una entrevista con Maldini.

32 goles en Liga y la final de la Champions con su club. Seis goles con Francia y la final de la Eurocopa con su selección. Ese ha sido el resumen. Las sensaciones las cuenta el propio Griezmann. “Hubo mucha emoción, mucha tensión, eso te deja agotado. Dos finales donde estuvimos tan cerca de nuestro objetivo y cerca del trofeo... Pero no voy a parar allí. Voy a seguir trabajando para jugar una y ganarla. Estoy más decidido a ganar que nunca”, aduce, convencido. Y suele ser de los que cumplen. Ser mejor cada año siempre ha sido su máxima: sus números, año a año, dibujados, simularían una línea recta hacia arriba, sin fin.

La derrota que más dolió fue la de Milán. “Fue la más difícil de superar. Era mi primera final importante. La amo. Es un torneo que he seguido desde pequeño, con el que soñaba cuando empecé. Siempre he tenido un escalofrío cuando escucho su música, cuando juego un partido o marco un gol...”, esgrimió en The Guardian. Después de la final de la Eurocopa perdida ante Portugal no lloró, pero no porque no le saliera sino porque Grizi sabía que, en ese momento, lo que debía era ser fuerte. “Estaba muy triste, pero no lloré. Me dije: ‘Debo ser determinante y animar a los chicos, consolarles’. Quise demostrar que puedo ser un líder”.

Un líder como ya es en el Atleti. Hubo ofertas, muchas, todas, pero su respuesta siempre fue no. El por qué, en The Guardian: “Realmente, no tengo ningún deseo de ir a otro. Quiero ganar títulos con el Atlético. No es una misión personal ganar LaLiga, pero tenemos un fuerte deseo de ganar Liga y Champions y voy a dar todo de mí para ayudar a mi equipo tenga éxito. Esta temporada espero que sea mejor, más que nunca”. Palabra de Griezmann. Y ya se sabe: es de los que siempre cumplen.