Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Eusebio tiene mucho que mejorar

REAL SOCIEDAD

Eusebio tiene mucho que mejorar

Eusebio tiene mucho que mejorar

Juan Herrero

EFE

El técnico de la Seca se responsabiliza de la mala imagen ofrecida por la Real ante el Madrid, contra el que no salió nada de lo trabajado en pretemporada.

"El máximo responsable de lo que pasa soy yo, y si no hemos sido capaces de plantar cara al Madrid, es mi responsabilidad. Y debo insistir para encontrar el camino para que los jugadores estén cómodos, debemos trabajar duro para mejorar y corregir los errores lo antes posible". Son palabras de Eusebio Sacristán admitiendo tras el partido contra el Real Madrid que su Real había hecho aguas, y que había dado todo tipo de facilidades para que el equipo de Zidane se llevara el triunfo de Anoeta con relativa facilidad. El técnico de La Seca reconocía que jugaron mal, que no salió nada de lo que llevan trabajando toda la pretemporada, y que deben mejorar rápidamente. Porque los donostiarras mostraron demasiadas lagunas en su juego, tanto en el entramado defensivo como en el ofensivo.

Lo que más preocupado deja a Eusebio es el balance defensivo. Hizo literalmente aguas, y no es la primera vez, porque ya en el último amistoso de la pretemporada, en Leverkusen, la Real dio muchas facilidades a su rival. Contra el Madrid fracasó la idea del entrenador vallisoletano de salir a presionar la salida de balón del equipo contrario en su campo, porque llegó siempre tarde a la presión y cuando no evitaba que el equipo blanco saliera de esa primera línea de presión, sufría mucho por culpa de los balones en largo a la espalda de sus defensas. Así llegó el 0-2 de Marco Asensio, y el definitivo 0-3 del galés Gareth Bale. A eso hay que añadir, el desastre de la línea defensiva, que nunca fueron capaces de aguantar la línea, jugaron escalonados y provocaron de esa manera bastantes opciones de mano a mano de jugadores blancos con Gero Rulli, e incluso impidieron que los delanteros madridistas cayeran en más fueras de juego. Ese aspecto es el primero que debe pulir Eusebio, su idea de defender en campo contrario.

A partir de ahí, en defensa, Eusebio debe trabajar en la contundencia en los metros finales, especialmente si se tiene en cuenta que eso será vital en el próximo partido, en un escenario tan complejo como es El Sadar contra Osasuna. Porque los realistas se mostraron muy blanditos, condecieron demasiados metros a los jugadores del Real Madrid y demasiadas facilidades para llegar con relativa comodidad a línea de fondo. Los blancos entraron por banda, y por los espacios que se dejaban en el eje de la defensa y entre los centrales y los laterales. Muchas concesiones que provocaron ocasiones claras de gol del Real Madrid, afortunadamente bien salvadas por Gero Rulli, que fue de lo poco salvable en defensa. Y sin olvidar en ese aspecto los balones parados, porque los hombres altos del Madrid prácticamente lo remataron todo, y así llegó el gol inicial de Bale, calcado al que marcó la pasada temporada, un déficit que no se puede repetir.

Pero los problemas no terminan en la defensa. Continúan con el ataque. Porque los realistas no se sintieron cómodos con el balón en ningún momento, y les faltó fluidez para mover la pelota y crear así peligro sobre la portería de Kiko Casilla. Tanto es así que nunca dio la sensación de que pudieran reaccionar, faltaron ideas en ataque, y alternativas a lo que no terminaba de salir. La Real no atacó ni por dentro, ni por fuera. Sólo el ímpetu de Oyarzabal, y los destellos de Zurutuza salvaron ese bagaje de los donostiarras. Parecía que no existía una idea prefijada de cómo atacar, y la sensación que quedó es que ninguno de los déficit que tenía la Real la pasada temporada se han corregido, como si la afición realista ya hubiera visto esa película o la campaña pasada no hubiese terminado y tuviese continuidad este pasado domingo. Todo lo que se ha trabajado en pretemporada, y que parecía funcionar en la gira por Holanda e Inglaterra, no se vio por ningún lado, y los cambios que intentó poner en liza Eusebio no funcionaron. La sensación es que al técnico de la seca le queda mucho trabajo por delante, y eso que la pretemporada ya ha terminado. Juanmi y Willian José deben todavía de acoplarse, Vela sigue tocado y no está a su mejor ritmo, y Agirretxe y Canales todavía no asoman para regresar.

0 Comentarios

Normas Mostrar