ATLÉTICO 2 - NIGERIA ALL STARS 1

1x1 del Atlético: Thomas, notable y Godín llegó al rescate

El Atlético mejoró algo tras el descanso cuando Simeone cambió el 4-4-2 inicial para acercar a Saúl al centro del campo y avanzar a Koke.

1x1 del Atlético: Thomas, notable y Godín llegó al rescate
PEPE ANDRES DIARIO AS

Oblak. Recibió solamente un disparo tímido a portería en toda la primera parte. Sin problemas. Tras el descanso el viento envenenó un córner botado por Ogbugh pero respondió a la perfección. Muy concentrado.

Juanfran. Tuvo un buen momento al final de la primera parte con un par de incorporaciones importantes acompañadas de dos centros buenos buscando a Gameiro. Nota el aliento de Vrsaljko y se afanó en no descubrirse más que en progresar de forma decidida por banda. No le amenazaron demasiado.

Savic. Estaba haciendo un partido correcto en la marca y sin complicarse la vida. Su practicidad le seguía acercando a la titularidad hasta que midió mal un bote y se dejó ganar la espalda por Bashir. Fue una falta grave a que le impidió redondear un buen encuentro.

Godín. Fue de lo más peligroso en ataque del Atlético en la primera parte rematando varios córners, uno de ellos al larguero. Se confió en un balón que frenó el aire y que pudo costar caro. Por arriba mantuvo una buena pelea con Obaje y poco antes del final volvió a aparecer para arreglar el resultado con un cabezazo impecable para el 2-1.

Filipe. Creció haciendo daño por la zona más débil del rival. Dejó varios centros buenos que casi encuentran a Gameiro y mantuvo una buena sintonía con Thomas. En defensa jugó cómodo.

Gaitán. Comenzó algo desorientado, como si extrañara la posición. En defensa interpretó bien la presión y así llegó el gol. Tuvo la inestimable colaboración del portero. Dejó algunas ráfagas buenas pero aún le falta bastante para alcanzar su mejor versión.

Tiago. Su primera parte fue pobre a la hora de hacer circular el balón con varias imprecisiones sin entenderse bien con Koke. El cambio de sistema en la segunda parte mejoró algo a los dos. El portugués pasó a ser el único pivote defensivo en el 4-1-4-1 donde se sintió más cómodo.

Koke. Fue una fotocopia de Tiago durante la primera parte. Jugó muy incómodo y errando en entregas fáciles. Trataba de dar una salida limpia pero en los primeros 45 minutos careció del toque necesario para dar pases que rompieran líneas. En la segunda parte jugó algunos metros más adelante y le cambió la cara, algo más suelto y conectando mejor.

Thomas. Lo más entonado del primer tiempo. Se movió entre líneas con bastante criterio, maniobrando bien, ya fuera para jugar el dos contra dos con Filipe o para hacer la diagonal al centro, y buscando el disparo de media distancia con peligro. Uno de ellos buscaba la escuadra y fue despejado por un defensor en la línea. En la segunda parte se destapó con una gran jugada personal que acabó estrellando en el lateral de la red. Completó un gran partido.

Gameiro. Le costó entrar también en juego, pero fue apareciendo cada vez más, cayendo a los costados o recibiendo balones al espacio de Saúl. Poco a poco sus compañeros fueron entendiendo sus movimientos y comenzó a producir.

Saúl. Actuó en una de las pocas posiciones que le faltaba por desempeñar en el Atlético, de segundo punta. Lejos de la zona caliente en el centro del campo perdió pare de su potencial. Tras el descanso Simeone le incrustó en el centro del campo y le permitió desarrollar su mejor fútbol. Con más espacios mejoró llegando desde atrás e incluso estuvo cerca del gol, pero Nwabulu salió muy bien a sus pies.